lunes, 14 de enero de 2019

Sofía Aracena “Aprecio día a día el cariño que me tienen los televidentes”

“Soy constante, dedicada a lo que hago, porque para mí no es trabajo sino un oficio que merece respeto. Cada día es un nuevo reto en este camino que merece responsabilidad y paso a paso voy construyendo mis metas profesionales”, destacó Sofía a La Guía.

LG: RESÚMENOS TU TRAYECTORIA


S: Soy de profesión abogada, con una maestría realizada en Argentina. Actualmente me estoy especializando en el campo de la comunicación. Asimismo, desde hace 10 años me dedico al modelaje profesional. Llego a la televisión hace cinco años, cuando me invitaron a un casting para el magazzine informativo que se emitía en Cadena A. Durante tres años fui responsable del ámbito internacional, espectáculos, curiosidades y cultura. Luego de estar unos meses pasé a leer el noticiero de medio día y al cumplir un año en ese canal ya tenía mi propio programa de variedades en el canal de cable.

Adquiriendo experiencia recibí varios proyectos televisivos y de modelaje en Santa Cruz de la Sierra, inclusive fui azafata de la Expocruz y para el carnaval me contrataron como maestra de ceremonias de la Reina del Carnaval Infantil 2017 en esa ciudad.

LG: ¿CÓMO LLEGAS A LA RED PAT?


S: A principios de 2018 gané el casting para realizar la conducción del programa “Nuestro Carnaval”, mismo que tenía varios contactos en directo con nuestra ciudad. Posteriormente viajé a Santa Cruz para la transmisión a nivel nacional del Carnaval de Oruro junto a Alexia Viruez, donde compartimos ocho horas de transmisión ininterrumpida mostrando todo el folclore, cultura y tradición.


LG: ¿QUÉ FUNCIONES CUMPLES ACTUALMENTE?


S: Soy presentadora de la ciudad de La Paz para el programa “Enhorabuena”, que se emite de 9 a 11 de la mañana, y para “Radar Social”, que se emite a partir de las 14 horas.

LG: ¿CUÁL ES EL GUSTO DE ESTAR EN LA FARÁNDULA?

S: Más que gusto, es pasión, la televisión requiere de mucho esfuerzo, dedicación y mucha preparación. Hay que sacrificar muchas cosas: olvidarse de los fines de semana, feriados o vacaciones extensas, para ofrecer al público un producto de calidad que permita mantener una audiencia fiel a nuestro canal. Sin embargo, lo más gratificante es conocer a profundidad a artistas de renombre internacional y personalidades de nuestro país.

LG: ¿QUÉ TANTO CAMBIÓ LA SOFÍA DE ANTES A LA DE AHORA?

S: Mi filosofía es mirar siempre en alto, pero con los pies en la tierra. Cambios positivos que me ayudan a construir mi carrera en la televisión. Aprecio día a día el cariño que me tienen los televidentes, puesto que en mis redes sociales la gente me hace sentir muy querida. En lo físico, desde hace un año y por mi trabajo como modelo decidí poner empeño en el gimnasio, además de acompañar una dieta, sin privarse de nada, pero comiendo saludable.

LG: PESE A ESTAR EN EL ÁMBITO FARANDULERO, ¿AÚN HAY NERVIOS?

S: Siempre hay mucha emoción, algo de nervios, pero para cada entrevista me preparo, antes de entrar al aire. Canalizo mi energía y seguridad para ofrecer al televidente algo diferente, ya que me debo al público que a diario nos sigue en los 9 departamentos y que cada vez son más exigentes y quieren tener información de primera mano de sus artistas y eventos que se tiene en el país.

LG: ¿QUÉ TE AUTOCRITICAS?

S: Soy muy perfeccionista, me exijo mucho en todo lo que hago, nunca es suficiente para mí, por tanto me analizo desde mi manera de vestir, hablar y encarar a mis entrevistados.

LG: ¿QUÉ TIPO DE CONDUCTORA ERES?

S: Soy una conductora que no solo transmite alegría, belleza, frescura en pantalla, sino también contenido intelectual, con sentimientos y emociones que me nacen en ese momento, sin fingir ni exagerar.

LG: ¿QUÉ TE HAS PROPUESTO CON TU TRABAJO?

S: Me he propuesto alcanzar muchas metas, personales, profesionales, ya que el campo de la comunicación es amplio, tal vez incursionar nuevamente en noticias, ya que estoy terminando mi maestría en periodismo.

ANÉCDOTA

¡Huy! Tengo varias (sonríe), pero una que siempre recuerdo fue para la inauguración de la plaza de la Mascota. Yo me preparaba para hablar con los voluntarios de la Sociedad Protectora de Animales, mientras los perritos estaban muy tranquilos. Hasta que entramos al aire y llegó un San Bernardo que comenzó a alborotar a los demás animalitos y a mí me daba miedo porque comenzaron a ladrar muy fuerte y no quería que me muerdan. Y mientras entrevistaba comenzaron a pelear entre ellos y en plena trifulca levantaron tierra y, pues, tuve que disimular para alejarme de toda esa trifulca y que no se note en pantalla que hubo un desastre.


domingo, 13 de enero de 2019

Conductora usó camisa con forma de pene

Una presentadora de TV se volvió viral en redes sociales por utilizar una blusa catalogada como polémica. El escote que utilizó en una emisión tenía forma del miembro viril masculino.

Un televidente que sintonizó el Canal Nueve de Australia esta semana se encontró con la periodista Samantha Heathwood con un atuendo especialmente memorable.

Los espectadores se dirigieron de inmediato a las redes sociales para señalar la interesante elección de vestuario: muchos de ellos llamaron a la prenda como la “chaqueta del pene”, mientras que otros dijeron que fue una “operación de pene” por parte del Canal Nueve de Australia.

Una persona escribió: “Sé que soy inmaduro, pero esto me molesta”. Otro agregó: “Literalmente no se puede dejar de verlo ahora”.

Pero no todos tenían cosas malas que decir sobre la chaqueta; uno de ellos escribió: “¡Ustedes son tan maliciosos, y qué, se ve bien en ella!”

Este no fue el primer rodeo de la chaqueta en la televisión en vivo. Una foto similar de la prenda también hizo las rondas en las redes sociales hace unos años.

domingo, 6 de enero de 2019

Mónica Salas “Sabor con Altura es un programa diverso, entretenido y profesional”

a joven comunicadora Mónica Salas nos habla hoy de su incorporación al programa Sabor con Altura, de lo conseguido hasta el momento y de lo que se viene en el espacio de cocina, que cerró su ciclo en FIDES y que se apresta a salir por un canal de señal abierta.

“En el ámbito televisivo es muy complicado coincidir con personas que tengan similar visión en torno al crecimiento profesional. Sin embargo creo que Dios pone en el camino a personas que necesitas en tu vida y justamente este fue el caso con mis colegas de trabajo. La invitación surgió en una conferencia de prensa donde mis colegas Carla Arce y Héctor Otálora extendieron su interés para que yo formara parte del nuevo proyecto televisivo “Sabor con Altura”. Después de una reunión y analizando la propuesta, tomé la decisión de unirme a su equipo de trabajo. Desde entonces encajamos muy bien en torno a la conducción del programa, ya que los cinco presentadores tenemos una esencia y característica personal que se complementa de manera casi perfecta, lo que hace de Sabor con Altura un programa diverso, entretenido y profesional”, comentó Mónica.

La conductora dijo que fue una suma de factores lo que posibilitó su incorporación al programa.

“Creo que mi profesionalismo, carisma y trayectoria por los medios fue el motivo por el cual se me tomó en cuenta para formar parte de ese maravilloso equipo. Realmente me pareció una buena alternativa, ya que es un proyecto independiente, donde resalta la juventud, alegría y profesionalismo y sin pensarlo mucho decidí trabajar con ellos y de tal manera crecer en el ámbito profesional y personal”, destacó.

El programa se difundía de lunes a viernes y tenía como característica principal la preparación de platillos nacionales e internacionales por parte de chefs muy reconocidos. “Cada día teníamos un sector específico, ya que se abordaba temas de interés judicial, psicológico, social y de entretenimiento. Nuestro equipo está conformado por Carla Arce Molina, Héctor Otálora, Víctor Almeida, Marcel Ávila y mi persona, Mónica Salas Zapata, cinco jóvenes profesionales que apostamos por un nuevo modo de hacer televisión. El 2018 cerramos el primer ciclo del programa con una muy buena aceptación, gracias a Dios como a nuestra audiencia, por lo que decidimos cambiar de casa televisiva, ya que muchas personas nos pidieron salir través de señal abierta. (Así que) este 2019 podremos llegar a la población nacional de manera libre, tengan o no señal por cable”, anunció.

La carismática conductora adelantó que “Sabor con Altura” se viene con muchas sorpresas en este nuevo año, por lo que “invitamos a nuestros fieles seguidores que no se pierdan nuestro primer programa el 14 de enero y que estén atentos al lanzamiento de nuestra nueva casa televisiva a través de nuestra página en Facebook “Sabor con Altura”. “Aprovechar para agradecer al suplemento La Guía por el apoyo brindado todo este año y también a la fiel audiencia y seguidores por la confianza, aliento y buenos augurios. Desearles de corazón que en este año Dios bendiga cada uno de sus hogares, que los llene de amor, paz y prosperidad. Que el 2019 sea un año donde los bolivianos seamos cada día más sabios, serenos y valientes para enfrentar cada obstáculo que se nos presente, guiados de la mano de nuestro ser supremo. Éxitos y bendiciones. Muchas gracias”, expresó Salas.

lunes, 31 de diciembre de 2018

Video 'Gaby' Zegarra y Carlos Marquina revelan detalles de su boda

Poco a poco la pareja más querida de la TV y las redes sociales va soltando información de lo que será su enlace matrimonial, el próximo 14 de febrero.

Carlos Marquina y Gabriela Zegarra contaron algunos detalles sobre la decoración que tendrá su fiesta, en el capítulo 121 del 'docureality' Los Marquina, que se emite por la Red Uno.

La pareja confesó que suspendió sus vacaciones de fin de año para dedicarse a los preparativos de la boda. Primero se reunieron con la decoradora Daniela Simons para definir la temática de su gran día.

"La decoración tiene muchísimas luces", dijo Gaby, que apodó a la creativa 'la señora foquitos' porque cumplirá su sueño de una boda con mucha iluminación.

El siguiente paso fue elegir la vajilla y escogieron a Etiqueta Rental, donde los atendió Mónica Limpias. En todo momento estuvieron acompañados por la organizadora de bodas Eliana Terrazas.

domingo, 30 de diciembre de 2018

Fiorella Zamora: “No entiendo qué me ven, si soy la chica más normal que existe”



Dieciocho. Eso tenía cuando firmó su contrato con Unitel. Pero jamás pensó quedarse. La televisora boliviana la acogió durante varias temporadas de Calle 7 y vio en ella un gran potencial. Es por eso que no la soltó y la ha ido preparando para hacer de Fiorella Zamora una gran estrella de la pantalla.

Fiorella y la timidez


Nunca fue parlanchina. No era de esas que soñaba con ser una gran diva de la TV como Susana Giménez o una conductora respetada como Patricia Janiot. Pero sí, siempre sintió curiosidad. Quería saber qué se sentía estar en esa ‘caja’ llena de luces y con mucha gente ahí adentro como hormiguitas.

Cuando el ‘canal rojo’ lanzó la convocatoria para la primera entrega de Calle 7, ella ni siquiera se enteró. Y para el siguiente llamado los comentarios corrieron por los pasillos del colegio Don Bosco. Entonces se animó. Se miró a sí misma y estaba con su mamá haciendo fila en la estación televisiva. Fueron horas y horas de espera, pero valieron la pena porque la aceptaron.

Sus ojos verdes vieron pasar las temporadas 2, 3, 4, 5 y 6. Su nombre se hizo popular entre la gente y su rostro risueño se convirtió en su gran sello. Todo eso “sin querer”, porque no había planificado nada. En el reality show nunca hubo nada arreglado con ella -según Fiorella- y si tenía que llorar, lo hacía por impotencia de sus fracasos en la competencia.

Eso de llorona y tímida lo tuvo desde niña. Y fue un trauma, una frustración que logró superar con el tiempo. En la sexta entrega de Calle 7 sufrió de pubalgia y tuvo que detener todo. El canal la llamó para que ingresara a la T7, pero no quiso hacerlo. Solo deseaba concentrarse en sus estudios universitarios (se prepara como Comunicadora Social). Así llegó el ‘ascenso’.

Fiorella y las redes sociales


Un día le dijeron que sería parte del Team Calle 7. Pero otro día la ‘empujaron’ a la conducción de espectáculos de Telepaís. Fue de un rato para otro. Y eso significó una ‘revolución’ en su vida. Por suerte ya había pasado clases de oratoria, baile y actuación en el mismo canal, y le habían enseñado lo que era el lead de la noticia.

Se negó aceptar su nuevo rol. “Me quería morir (cuando me lo propusieron)”, expresa. “¡Ni loca!”. Fue lo que pensó. Se comportó como una niña caprichosa que lloraba por seguir con su mamadera. Pero era ya un hecho. Esa primera vez le pusieron un vestido elegante, la sentaron ante la cámara, le dieron unos leads, les dijeron que los lea y le gritaron: “¡Al aireee!”. Y fue pasando el tiempo. Aún se complica un poco con el teleprónter, pero cree que ha ido evolucionando. Después saltó a la revista La batidora.

Muestra de su éxito emergente es la aceptación que tiene en las redes. Es una de las conductoras con más seguidores en Facebook (cerca de 300.000) y en Instagram (150.000). No tiene Twitter ni Snapchat. Niega ser la ‘chica de las redes sociales’ y admite que no sabe tanto de ellas. Y se sorprende por la cantidad de personas que le escriben por inbox.

Su fama -que ella también niega- ha ido creciendo a tal punto que tiene cerca de 1.000 chats sin leer en su WhatsApp. Hay de todo. Desde los niños que solo quieren intercambiar un saludo hasta los que buscan sacarse una selfi con ella. Una vez, para su cumpleaños, hubo un fan que llegó de La Paz a la universidad para entregarle un obsequio. Eso la ‘mató’.

Por otro lado, están las empresas que la quieren como imagen o los papás que le escriben en Facebook para darle el sermón de la vida. O los chicos que le envían cartas. Las tiene absolutamente todas.

Fiorella y otras cosas

No bolichea, prefiere la casa. No habla de política ni de religión. Es católica, pero tiene sus propias ideas sobre Dios y las cosas. Está en contra del aborto y de la prostitución, apoya al movimiento LGBT.

Le gustaría ser alcaldesa de Porongo, porque es un pueblo que adora demasiado. No sueña ni con la corona del Carnaval ni con la del departamento. “Me veo como un hombrecito, no como una miss”, añade.

Se casará a sus 27 (hoy tiene 22). Tendrá 12 hijos. ¡Sí! ¡Muchos! Eso de tener una casa ruidosa con chicos correteando, es lo suyo. Y comprará una vaca, aunque sea una locura. Lleva dos años de relación con el modelo Guilherme Ducatti y se declara enamorada de él. “Es un chico centrado”, cuenta. A otro ser que adora es a su madre Miriam Fernández. Sufre de ‘mamitis’.

Sabe comportarse en público. Y ha estado fuera de las polémicas. Si alguien le pide una foto, accede. “No perdés, ganás”, indica. Admira a Florencia Bertotti y a Natalí Justiniano, su mentora. Dice que no será la nueva Anabel Angus. “Tenemos rumbos diferentes, pero también la admiro”, opina.

Es una chica responsable: “Me exijo demasiado, soy una persona que le gusta que todo salga bien y si no sale bien, se frustra”. Prefiere vestirse “normal” sin nada de pilchas. “A la universidad voy como me levanto”, revela. Eso, de ser natural, va con ella. No le gusta mostrarse muy sexi en la tele o en una foto, pero adelanta que esa mujer que todos esperan está en proceso. Otra vez, no es famosa pero admite: “No entiendo qué me ve la gente, si soy la chica más normal que existe”. ¿Lo cierto? Que va rumbo a ser una estrella.


Gley Salazar termina su relación con Miguel Neto

Gley Salazar reveló que está ¡soltera y sin compromiso! La presentadora de Pantalla Viral dio la noticia en el programa radial Fama, Poder y Ganas, donde también aclaró que la distancia y el trabajo jugaron un factor importante para tomar la decisión de alejarse de Miguel Neto.

"No lo acompañé a Brasil porque quise ser la protagonista de mi historia. Si me hubiera ido, simplemente era para acompañarlo, pero aquí se me abrieron las puertas en la televisión y el modelaje y decidí quedarme", dijo la joven.

Si bien la pareja se distanció, Gley anunció que volverá a encontrarse con quien fue su novio durante más de dos años: "Yo ya no tengo mucho que decir. Todavía nos amamos, pero él se ama más y yo me amo más. El tiempo lo dirá, tal vez de aquí a algún tiempo", expresó.