martes, 20 de junio de 2017

Marcela Renjel mantiene un idilio de 30 años con ATB


Hace 30 años una joven periodista ingresaba por la puerta de ATB, el primer canal de televisión privado de La Paz, y nunca más salió. Un espacio juvenil permitía a Marcela Renjel García iniciar un vínculo con la señal y con sus televidentes que, tres décadas después, continúa vigente y fortalecido. Hoy celebra por ello y reafirma su compromiso de trabajo con el periodismo y con la comunicación.


Acento Latino se tituló esa primera experiencia en la red nacional y se convirtió en uno de los referentes de programas musicales en la televisión boliviana. Renjel condujo este espacio durante 13 años, tiempo en el que creció como profesional, pues paralelamente, se fue introduciendo en la parte informativa del medio. “Tengo los mejores recuerdos de Acento Latino. Tuve la oportunidad de ser parte del gran momento de los programas musicales y de viajar a todos los rincones del país, incluso más allá de las fronteras, en la cobertura de conciertos y actividades propias”, expresa la periodista.

Estudio abierto
Marcela no duda al momento de responder cuál fue el principal hito en su carrera: Estudio Abierto, el programa informativo de análisis y entrevistas que condujo al lado de dos grandes referentes del oficio periodístico, como Lorenzo Carri y Cayetano Llobet, ambos fallecidos.
“De alguna forma marcamos el camino con Estudio Abierto, porque el programa proponía cosas distintas a las que se habían hecho hasta entonces, alejado de ese esquema del clásico presentador de noticias. Fue una muy buena experiencia y el programa que más recuerdo”, asegura Renjel.

Etapas
Motivo de orgullo y satisfacción para Marcela es haber pasado por la mayoría de las etapas que se desempeñan en la labor periodística, lo cual le ha permitido conocer cada día un poco más del oficio. Desde la producción y la conducción de programas en el estudio hasta la reportería en la calle y la edición de noticias, el trabajo se trasformó en un aprendizaje constante, que ha permitido a Renjel encontrar el norte en su carrera y lograr una visión más amplia de la realidad.


La periodista no está de acuerdo con la idea de que el pasado fue mejor. Así como valora los avances de la tecnología, que han generado muchos cambios en la forma de hacer televisión, también le interesa que se mantenga la esencia del trabajo responsable y el compromiso con el público.
“La televisión ha evolucionado de forma positiva porque representa una ventaja para el que se maneja con las nuevas herramientas, pero también ha dejado de lado algunos contenidos útiles para la ciudadanía y ha dado prioridad al entretenimiento”, afirma.


Para Renjel, algo que nunca deberá cambiar, para que el periodismo se siga llamando así, es la búsqueda de la verdad, además del equilibrio en la información que se brinda al público. “Actualmente existe un montón de nuevos recursos para el periodismo, que nos permiten conocer otra mirada: la del ciudadano, eso es muy importante tomar en cuenta. En ese sentido, es fundamental no perder el norte”, añade.

No hay comentarios:

Publicar un comentario