domingo, 17 de julio de 2016

Angélica Mérida, Presentadora de TV 'Lo malo de ser figura pública son los celos y la envidia'

Si alguien dice Angélica Mérida, sin duda que muchos la asociarán con la pantalla chica. Y es que la jovencita que se hizo conocer con el programa "Chispitas", ahora es toda una estrella de la televisión.

Angy, como le dicen de cariño, es una mujer que disfruta de su trabajo, que le dedica tiempo a sus hijos y es una enamorada de su esposo. Muchos no saben que a la presentadora de "La Revista", le fascina cocinar y que el plato que mejor le sale es el keperí al horno, ella también confiesa que no hace dieta y que solo duerme cuatro horas diarias.

Las cámaras la aman y ella sabe eso, por tal motivo le saca provecho, hoy la dama estará en la gran final de Star Academy y mañana tendrá un día cargado de sorpresas ya que cumple un año más de vida y arranca la segunda temporada de la Fábrica de Estrellas.

1. ¿Cómo hace con los horarios?
Mi vida por ahora es un torbellino. Entro al canal a las 5:30 de la mañana y me quedo hasta el mediodía, apoyando al equipo de prensa del que soy parte. Y luego vuelvo al canal a las 20:00 hasta la medianoche para La Fábrica de Estrellas. Es sacrificado sin duda, pero los grandes sacrificios traen grandes recompensas y sin duda estoy cosechando lo que sembré en estos 23 años de trabajo en televisión, de los cuales 19 estoy en Unitel.

2. ¿En sus horas libres a qué se dedica?
Mis ratos libres son por las tardes y los dedico a Valentina y Francisco, mis hijos que son el motor de mi vida. Trato de darles calidad de tiempo haciendo juntos cosas que nos gustan, por supuesto que como cualquier otra mujer si trabaja también llega a casa a ver las necesidades del hogar, comida, ropa limpia, ayudar en tareas escolares y demás cosas cotidianas de cada familia.

3. ¿Cómo se mantiene en forma?
Al parecer el ritmo de vida que llevo (mi día últimamente tiene 20 horas despierta y 4 durmiendo) me favorece en lo físico, no soy de hacer ejercicio porque no tengo el hábito, pero ahora estoy tratando de cultivarlo, voy al gimnasio desde hace poquito a hacer cardio, unas cuantas veces por semana.

4. ¿Cómo se animó a bailar de nuevo y en compañía de su esposo?
La producción de La Fábrica de Estrellas me hizo el desafío que ya las otras compañeras de conducción habían cumplido, entonces me animé e invité a mi esposo, que por más de 10 años bailó folklore profesionalmente para que me acompañe, él aceptó gustoso. De hecho, él hizo esa parte de la coreografía para los dos. Honestamente era una asignatura pendiente, cuando lo había visto bailar hace años siempre tuve ganas de que bailáramos juntos, luego la vida lo llevó por otros caminos y dejó de hacerlo, así que ahora que se dio la oportunidad en el programa fue algo muy lindo.

6. Ha participado en dos campañas solidarias hasta ahora, ¿tiene previsto participar en alguna más?
Las campañas solidarias no son algo que haga de manera obligatoria; creo que si uno como figura pública puede servir para generar la solidaridad en la gente debemos aprovechar eso, de todas maneras presto mi imagen a campañas en las que creo plenamente y tengo la certeza de la labor que cumplen como las que ya realicé.

7. ¿Qué es lo lindo y malo de ser una figura pública?
Lo mejor de todo es el cariño de la gente, ellos te quieren como si te conocieran de toda la vida y te siguen, te apoyan y te defienden. Lo malo es que a veces el estar tan expuesta hace que surjan celos o envidias y se digan cosas de uno por las que luego quienes estamos en este mundo no nos preocupamos mucho, pero detrás de cada uno hay una familia y un entorno que puede verse afectado por ciertas situaciones.

8. Cuando da las noticias, cómo hace para controlarse con los temas sensibles?
Es muy difícil controlarme con temas sensibles que suceden a diario, sobre todo desde que soy mamá. Hay todo un trabajo previo de autocontrol que se debe asumir en nuestro rol de informantes y eso se logra con la práctica , aunque a veces por más práctica que tengamos hay noticias que nos mueven las fibras más internas y hacen aflorar los sentimientos ante las cámaras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario