domingo, 21 de diciembre de 2014

Silvia salcedo

Soy Silvia Alejandra Salcedo Camacho. Nací el 21 de junio en La Paz. Estudié producción audiovisual y dirección en cine, vídeo y televisión. Estoy casada con Gonzalo Rodríguez, tengo dos hijos, Valeria y Sebastián. Soy hincha del Bolívar. Actualmente soy directora nacional de XTO TV; productora y conductora del programa “En la Selva”; productora del programa “Vaso Frágil”; en radio conduzco el Chart del Sonido de la Vida y las cápsulas radiales Fábrica de confesiones. Y mamá, que me encanta.

LG: ¿Cuál es tu mayor tesoro?

S: Sin duda alguna, mi mayor tesoro es mi familia. Ellos son mi apoyo y mi gran inspiración.

LG: Si volvieras a nacer, ¿qué cambiarías de tu vida?

S: Quisiera cambiar muchas cosas, algunas decisiones apresuradas, pero sé que gracias a ellas soy lo que soy. Mi manera de agradecerle a la vida es siendo feliz con lo que tengo y lo que soy.

LG: Físicamente, ¿cambiarías algo?

S: No, aprendí a amarme como soy.

LG: ¿Cuál es tu mayor fortaleza?

S: Creo que mi positivismo y alegría ante las circunstancias de la vida me ayudan a sobrellevar muchos de los momentos difíciles.

LG: ¿Cuál es tu mayor debilidad?

S: La incertidumbre que me produce la enfermedad de mi hija, me produce temor a lo desconocido e inseguridad por cómo actuar. Es una de las más grandes batallas que enfrento conmigo misma.

LG: ¿Qué es lo mejor que han opinado de ti?

S: Las opiniones que más valoro son de las personas que me conocen, así que algo muy lindo que me dijeron es que soy una persona íntegra.

LG: ¿Y lo peor?

S: Que soy una apóstata (sonríe), aunque sé que esas opiniones vienen de personas que lastimosamente usan el evangelio para sentirse mejor que los demás y juzgar sin miedo.

LG: ¿Tienes alguna manía antes de o para dormir?

S: No, generalmente llego molida a la cama (sonríe) y lo único que quiero es aprovechar las horas que tengo para dormir.

LG: ¿Cómo te gusta dormir, abrigada o liviana?

S: Depende del clima, pero suelo abrigarme más que dormir ligera, sinceramente no soy muy amiga del calor (sonríe).

LG: ¿En qué piensas cuando despiertas?

S: ¿La verdad? Dos cosas siempre vienen primero a mi mente: ¿Qué día es hoy? Y ¿mi hija seguirá durmiendo? (sonríe).

LG: ¿Eres parte de las redes sociales?

S: Sí, soy parte de las redes sociales. Todo lo que está a nuestro alcance puede ser muy bueno o muy malo, depende de para qué y cómo las usas. A mí me ayudaron mucho para conocer las necesidades y opiniones de mi audiencia y en lo personal a reencontrarme con viejos amigos. Pero debo decir que últimamente las redes sociales están plagadas de gente que necesita urgentemente atención, cariño, amor y lo están buscando de mil maneras, la mayoría no es muy adecuada.

LG: ¿Cómo te desenchufas de tu rutina?

S: Saliendo con mi esposo a comer, al cine, a pasear, etc. Estar con él me hace mucho bien.

LG: ¿Qué cosa nunca perdonarías?

S: Perdonar es algo que te libera y sana. Siempre es bueno hacerlo. No es fácil, pero los más beneficiados somos los que perdonamos de verdad.

LG: ¿Cuál ha sido el día más triste de tu vida?

S: Cuando a mi hija le vino por primera vez una convulsión. Sentí que todo por lo que había luchado se desmoronaba. Ella tiene un síndrome poco conocido y la lucha es casi solitaria, pero gracias a Dios siempre hemos salido adelante. Pero sin duda fue uno de los momentos más duros de mi vida.

LG: ¿Qué haces cuando reniegas?

S: Muchas cosas (sonríe), alzo la voz, soy sarcástica… aunque entre dientes no paro de hablar.

LG: ¿Cuáles son los defectos que te molestan de los demás?

S: La mentira y la hipocresía.

LG: ¿Te consideras más una aventurera o conservadora?

S: Mmm… creo que tengo ambas cosas, aunque sin duda lo aventurero a veces queda relegado, sin querer.

LG: ¿Cuál es el mejor consejo que recibiste?

S: Vivir el presente como si no existiera el mañana.

LG: ¿Cuál fue tu derrota más grande y qué aprendiste de ella?

S: En la vida las batallas o pruebas las venzas o no nunca serán derrotas, serán enseñanzas. Mi hija vino para enseñarme a apreciar las cosas de una manera maravillosa.

LG: ¿Qué poderes mágicos te gustaría tener?

S: El poder de ayudar a mantener la nobleza y la inocencia en la gente.

LG: ¿Cómo te gustaría que te recuerden?

S: Como alguien que supo enfrentar la vida con valentía.

LG: Si tendrías que ser otra conductora ¿quién serías?

S: Qué difícil... (sonríe), sería mi papá (Alberto Salcedo) en versión mujer

1 comentario:

  1. Tu maní la pastorita Silvia camacho Salcedo es muy femenina bonita. Que piernas.la amo.

    ResponderEliminar