sábado, 1 de noviembre de 2014

El estilo de Ximena, Look de futura mamá

No hay duda de que cuando una persona está atravesando uno de los mejores momentos de su vida, el brillo de sus ojos la delata al instante. Y eso ocurre con la bella Ximena Zalzer.

Tal como asegura, ha vivido todas sus etapas de manera planificada, desde su reinado carnavalero al iniciar este milenio, su carrera televisiva, su papel de esposa desde hace cuatro años y hoy está chocheando con sus cinco meses de gestación. La presentadora de Cuestión de peso (Red Uno) tendrá una mujercita, a la que bautizará como Ema y que desde ahora tiene listos unos cuantos ‘outfits’ para ser tan fashionista como su mamá.

Ximena nos dio un adelanto de sus últimas compras en EEUU y también nos contó detalles de su dulce espera.

¿Cómo estás viviendo este momento?
Para mí es como un sueño, porque mi bebé ha sido muy esperada, estoy llena de ilusión y de temores a grandes cambios, pero verdaderamente feliz.

Serás madre primeriza a los 31...
Sí, y coincidentemente encaja en el proyecto que yo tenía, que era ser madre a partir de los 30 años, porque todo lo que he llegado a realizar en mi vida ha sido premeditado, he tratado de programar todo y Ema llega en un momento justo.

¿Y cómo se siente la espera dentro de tu familia?
Para mi marido (Andrés Nacif) es un cambio grande. Cuando hacemos compras nos miramos, porque nunca hemos comprado ropa para bebé y tenemos que elegir lo correcto, desde la manta hasta el coche. En mi familia igual están ansiosos por la llegada de su nieta.

¿Has sido compulsiva en las compras?
Sí, porque si tengo problemas para elegir mi ropa, ¡entonces imaginate con la de mi hija!

¿Y creés que serás de las mamás que visten a sus hijas igual a ellas, o como muñecas?
No exactamente igual, pero me gusta que se vean con ropa de grande en versión mini, me parece más dulce y divertido. Me gusta romper esquemas, que no todo sea rosado, Ema no será una típica muñequita, será un poco rebelde.

¿Esperabas que sea mujercita?
Soñaba con una niña, pero no lo esperaba, porque lo que viniera iba a ser bienvenido.

¿Y por qué Ema?
Fue un negociado con mi marido (risas), yo pensaba llamarla Frida, porque quise darle un nombre fuerte y conozco pocas Fridas y son personas con carácter, como Frida Kahlo. Pero a mi marido no le gustó, entonces elegimos Ema, con una sola ‘m’.

De antemano, ¿te la imaginás como reina del Carnaval?
Por supuesto que va a ser reina, pero con eso se nace, porque no le quisiera imponer nada. Si Ema nace con mi carácter, va a querer ser reina de absolutamente todo, si nace como el papá no va a querer ser reina de nada, será más tranquila.

Al principio del embarazo te cuidaste mucho, en tu programa ni te movías…

Luego de dos pérdidas, las primeras semanas solo iba del trabajo a la casa. Eran días de angustia, pero fue cuestión de dejarlo en manos de Dios. Para mi alegría, todo marchó bien.

Ahora en la tele ya saltás y bailás...

Claro, y la gente me dice: “¿Por qué saltas, por qué bailas, por qué tacones?”. Yo me pregunto si será necesario exagerar tanto con ciertas
cosas.

También recibiste ayuda de la nutricionista de Cuestión de peso...

Con ella empecé una dieta para que el aumento de peso fuera saludable y equilibrado. También recibí ayuda sicológica porque yo, de haber estado en el mejor momento de mi figura, de pronto volví a engordar y fue como un shock, pero te das cuenta de que son cambios necesarios y hermosos en un embarazo.

¿Y te has obsesionado con comprarte ropa de espera a la moda?
Al comienzo usé los bluyines con la aplicación pichica que conocen todas las embarazas (le ponía un elástico en el botón), y ya en el quinto mes empecé a comprar ropa de embarazada.

Lo primero que hice fue entrar a blogs de moda para buscar pintas de embarazadas, porque como me debo a la pantalla, trato de usar piezas que sea vean lindas.

¿En tu reciente viaje a EEUU te hicieron algún chequeo médico?
No, todos mis chequeos y cuidados me los estoy haciendo aquí, pero en EEUU hice las compras necesarias para la bebé. Tal vez para los primeros días de nacida de Ema tengo poca ropa, pero todavía hay tiempo para eso. En EEUU quise comprar prendas raras, que no se encuentran mucho acá.

Y te hicieron un baby shower allá...

Como estudié en EEUU y mi mejor amiga, Alexandra Nader, vive allá junto con su mamá y son como mi familia, entonces decidieron hacerme un brunch entre amigas, porque ya no podré visitarlas después

No hay comentarios:

Publicar un comentario