domingo, 15 de junio de 2014

María Rene Duchén: “Nadie me daba trabajo; era radiactiva ”

Es considerada por muchos la mejor comunicadora de televisión de Bolivia, pero la estrella que brilló por casi 23 años en periodismo, muchos de ellos en ATB, desapareció del mapa.

María Rene (sin acento) Duchén Cuéllar retornó hace cuatro años con la señal de Cadena A, donde edita el noticiario nocturno. Fue candidata a vicepresidenta junto a Tuto Quiroga, en el 2005, decisión que le provocó casi una muerte civil. Sonríe a menudo y dice que no guarda rencor. Aprovecha para dar una escaneada a los medios y hacer algunas confesiones.

¿Por qué Cadena A?

Porque se dio un espacio, ellos me llamaron. No era fácil contratarme, darme trabajo y les agradezco que me hubieran dado la oportunidad. Fue duro recuperar ciudadanía porque nadie me daba trabajo, parecía contaminada con elementos nucleares; era radiactiva.

¿Fue algo así como una muerte civil?

En todos los ámbitos, caminaba y la gente huía. El primero, segundo y tercer mes fueron de locura; a esa etapa la denominé la experiencia de la verdad, donde los verdaderos amigos fueron los que estuvieron ahí.

¿Su regreso a la TV es algo así como limpiarse la cara?

No lo veo así; es una forma de entregar lo que ahora entiendo mejor. Cuando recorrí el país me di cuenta de muchas cosas, tengo madurez para hacer una mejor lectura de mi entorno.

¿Alcanzó el mismo nivel que cuando estaba en ATB?

Esto es una yapa, agradezco a Dios y a mucha gente por esta yapa.

¿Trabajaría en el ATB de hoy?

Nunca me he planteado esa posibilidad. Es otro ATB, tiene otro esquema de noticias. Es más, diría que ATB es parte de otro movimiento que hay en la TV, donde ya no es la televisión de grandes figuras, sino de otras emergentes con contribución de la tecnología.

¿Y cómo evalúa ese nuevo esquema?

Tengo nostalgia por lo que se hacía antes. Creo que hay gente que puede generar escenarios más prolijos de debate, me gustarían contenidos más desarrollados y profundos. Es más, voy a seguir un camino formativo porque la vigencia de los medios es muy grande debido a, entre otras cosas, la falta de educación, etc. La lectura que se hace de los medios no es muy crítica, sino de mucha absorción.

¿No subestima al público?

No. Ahí está el desafío si eres buen comunicador, no puedes entrar a una competencia de Fórmula Uno con triciclo. El reto como periodista es hacer que tu nota sea más atractiva que los canelones de Ricky Martin. Tenemos que llamar la atención; cómo es posible que nos limitemos a reportar hechos como tales sin profundizar.

¿Esa superficialidad en la información hace que los periodistas sean manipulables?

En muchos casos, y sin falta de razón, nos han llamado cajas de resonancia, y es terrible. Tiene que haber muchas voces. Hay gente que hace lobby, que manipula y corrompe.

Habla de la necesidad de más voces; sin embargo, hay menos programas de debate...

Me preocupa mucho. Ojalá nunca perdamos el hambre por la libertad de conciencia ni de expresión.

¿Por qué cree que la invitaron a ser candidata a `vice´?

Había una presencia de imagen muy grande a escala nacional y tengo sensibilidad ante los problemas sociales. Pagué un precio alto, fui ingenua.

¿Por qué ingenua?

Las soluciones estructurales se gestan desde el ejercicio político, pero se juega en equipo.

¿Y la política se volvió radioactiva para usted?

Es apasionante, conocí el país y a mí en otra dimensión. Vi al monstruo actuar. Fue duro, pero tuve grandes lecciones.

¿Por qué los políticos buscan a los periodistas?

Estamos en otro tiempo. Hubo una época cuando los partidos desgastados buscaban gente sin desgaste y muy querida por todos. En cambio ahora hacen documentales, están copando los programas y esto incluye la posesión de los medios de comunicación





No hay comentarios:

Publicar un comentario