martes, 1 de mayo de 2018

GRisel Quiroga “El público no se merece nada a medias”

La vida está hecha de cambios, de decisiones, de desafíos y eso lo sabe muy bien Grisel Quiroga, que le dijo hace poco un hasta pronto a La Batidora para emprender un nuevo proyecto en Unitel.

“Ahora la vida me está poniendo un desafío por delante, mi casa televisiva, Unitel, está confiando en mí un proyecto muy grande que se viene para todo el público boliviano, algo que estoy segura que van a disfrutar un montón, algo de verdad muy especial, muy increíble”, expresó la popular conductora al despedirse temporalmente de La Batidora el pasado miércoles 18 de abril, después de ocho intensos años de trabajo en ese programa, en los que cautivó a la audiencia de Unitel con su carisma, naturalidad y ocurrencias.

A días de esa sorpresiva despedida, La Guía conversó con Grisel y esto fue lo que nos dijo la también comediante.

LG: ¿QUÉ SIGNIFICÓ LA BATIDORA EN TU CARRERA?

G: Pude descubrirme como persona y como profesional. El saber que puedes hacer compañía a través de la pantalla a tantas personas y poder generarles algo me llena.

LG: ¿CUÁLES FUERON LOS INGREDIENTES PARA TU CRECIMIENTO PROFESIONAL?

G: Quienes trabajan de cerca conmigo saben lo perfeccionista y exigente que soy conmigo misma y, por ende, con todo. Creo que si quieres crecer en algo y llegar lejos, debes tomarlo en serio y hacerlo bien. El público no se merece nada a medias. Y al disfrutar lo qué haces simplemente lo transmites y es real y la gente lo percibe.

LG: ¿QUÉ DESTACARÍAS MÁS DE TI EN LA CONDUCCIÓN?

G: Creo que soy yo misma y la gente lo siente. Tonto es quien subestima al público y cree que se le puede engañar. El público se da cuenta de todo. De lo bueno, lo malo, los errores, lo forzado, lo real. Entonces les doy nada más que la verdad y lo real. Con mis aciertos y errores, quiero que me conozcan y me acepten y no fingir algo que no soy. Entonces somos cómplices.

LG: ¿CONSIDERAS QUE TU CARÁCTER Y CARISMA CONQUISTARON EL CORAZÓN DE LOS MILES DE SEGUIDORES QUE TIENES?

G: Al menos es lo que todos me dicen (sonríe), yo no podría afirmar eso. Pero si es así, pues soy muy bendecida de que así sea.

LG: Y ¿CUÁL CREES QUE ES TU TALÓN DE AQUILES EN LA CONDUCCIÓN?

G: Creo que mientras me toque hacer algo verdadero y que disfruto, podría hacer de todo. Si me tocara hacer algo que no siento o disfruto, no podría hacerlo, se me notaría al tiro.

LG: CON TU SALIDA DE LA BATIDORA, MUCHO SE ESPECULÓ SOBRE TU NUEVO PROYECTO TELEVISIVO, POR LO QUE NOS PREGUNTAMOS ¿DEJARÁS EL FORMATO DEL ENTRETENIMIENTO?

G: Siempre seré parte de La Batidora, esté o no ahí. Como dije, es solo un hasta pronto. Y lo que se viene creo que valdrá la pena.

LG: ¿QUIÉN ES HOY GRISEL QUIROGA?

G: Soy una mujer que busca superarse a sí misma. Que ha hecho siempre las cosas a su manera y como las ha sentido. Hoy estoy más madura y plena que nunca. Busco cada día mi superación profesional y, sobre todo, espiritual. Busco acercarme al tipo de persona que creo que Dios espera que sea. Ese es mi objetivo diario. Básicamente, estar en paz conmigo misma. Eso es lo que más me importa.

LG: ¿QUÉ LES PROMETES A TUS TELEVIDENTES QUE ESPERAN TU PRONTO RETORNO A LAS PANTALLAS?

G. Prometo dar todo de mí para que lo que se viene esté a la altura de lo que ellos esperan. Sé que cuento con su apoyo y eso me motiva a creer que lo van a disfrutar.

“LA BATIDORA ES MI HIJA PREDILECTA”

Grisel Quiroga estudió comunicación social en la Universidad Federal de Espirito Santo, Brasil. “(Luego) me vine a Santa Cruz y continué con mis estudios (diplomado en Educación Superior en la Upsa y maestría en Marketing empresarial en la misma universidad).

Fui parte del elenco de Chaplin show y luego conductora del programa Quien nos Creemos que somos, para luego pasar a Unitel”, contó la presentadora.

LG: ¿CÓMO LLEGASTE A TRABAJAR EN UNITEL?

G: Me llamó la productora de La Batidora de aquel entonces, Lucia Scotta, ya que ella y los directivos del canal me habían visto conduciendo el programa QNCQS.

LG: HAS HECHO VARIOS PROGRAMAS EN ESTA RED TELEVISIVA (COMO LA FÁBRICA DE ESTRELLAS, CALLE 7 Y YO ME LLAMO) ¿CUÁL TE MARCÓ Y POR QUÉ?

G: La Batidora es mi hija predilecta porque ahí empecé, soy parte de ella 8 años y porque la calidad humana de ese equipo es lo máximo. De todos los programa se aprende, y por supuesto que los disfruto y aprendo. Solo que La Batidora es parte de mí.


Micaela Curcuy “No soy una persona que se deja vencer tan fácil”

Soy Micaela Curcuy. Nací el 7 de junio en La Paz. Estoy felizmente casada con Carlos Casso y tengo dos hijos maravillosos. Fui Miss La Paz el 2003. Soy ingeniero comercial e hincha del club The Strongest. Actualmente me encuentro en el programa 100% Mujer de TV Off Travel.

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR TESORO?

M: Mi principal tesoro definitivamente siempre va a ser mi madre, Esther Curcuy, porque ha sido una mujer muy valiente, una mujer como pocas, que ha sabido sacar adelante a una hija sola y por supuesto que siempre voy a bendecir su vida y todo lo que ha hecho por mí durante muchísimos años. Otro de mis grandes tesoros ahora es mi familia, mis hijos, mi esposo, engloban todo lo que un ser humano puede sentir. Amigos tengo muy pocos, contados con los dedos de la mano y los mejores amigos están siempre en las malas, así que ellos también son unos tesoros (…).

LG: SI VOLVIERAS A NACER, ¿QUÉ CAMBIARÍAS DE TU VIDA?

M: Absolutamente nada cambiaría porque creo que he tenido una linda infancia. El objetivo de cualquier ser humano es ser feliz y lo soy. Por lo tanto, nada cambiaría porque eso ha hecho que sea el ser humano que soy.

LG: FÍSICAMENTE, ¿CAMBIARÍAS ALGO?

M: Nada, no tengo operación, jamás lo he hecho y menos a estas alturas cuando soy bastante grande, ya soy mamá (sonríe). Estoy feliz con lo que tengo y como soy.

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR FORTALEZA?

M: Soy una persona con muchísima energía, que tiene demasiado positivismo, (…) además que soy muy creyente, creo en la justicia divina.

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR DEBILIDAD?

M: No soy una persona que se deja vencer tan fácil. No tengo una debilidad, con cualquier cosa que pasa siempre tengo una actitud ante ella. Jamás voy a ser débil ante algo, no podría.

LG: ¿QUÉ TE AUTOCRITICARÍAS?

M: Lo único que podría autocriticarme sería que soy una persona muy acelerada, me gusta que vayan a mi ritmo, y muchas veces tengo que ser paciente y esperar que las personas vayan a su ritmo y no al mío.

LG: ¿QUÉ ES LO MEJOR QUE HAN OPINADO DE TI?

M: No sé, considero que soy una mujer real, una persona humilde y común, por lo tanto las únicas opiniones que podrían verter sobre mi persona es que soy igual en pantallas, en la calle, en mi casa, con amigos, no tengo cambios (…).

LG: ¿CÓMO TE DESENCHUFAS DE TU RUTINA?

M: Viajando, amamos viajar, es algo que queda en el recuerdo (…).

LG: ¿QUÉ COSA NUNCA PERDONARÍAS?

M: Lo que me decepciona y no podría perdonar es la mentira. Es blanco o negro, no hay beige.

LG: ¿QUÉ HACES CUANDO RENIEGAS?

M: Digo lo que pienso, intento no herir a las personas, pero hago valer mi opinión y me retiro, no soy una persona de confrontación (…).

LG: ¿AVENTURERA O CONSERVADORA?

M: Aventurera un poco, porque me gusta mucho viajar con mi esposo y mis hijos y muy conservadora, porque me gusta estar en casa, ser una mamá a la antigua (…).

LG: ¿CUÁL ES EL MEJOR RECUERDO QUE TIENES?

M: No tendría (solo) uno ya que tengo muchísimos en mi corazón. Soy un ser humano agradecido (…). Pero, a ver… el Miss La Paz, el Miss Bolivia lo propio, el salir a Colombia y traer un reinado internacional, el nacimiento de mis hijos, mi matrimonio, el encontrar a un ser tan maravilloso como es mi esposo.

LG: ¿CUÁL ES EL MEJOR CONSEJO QUE RECIBISTE?

M: El mejor consejo que he recibido es: haz lo que amas con pasión (…), me lo decía mi abuelita.

LG: ¿UNA FRUSTRACIÓN?

M: El no haber hecho un albergue temporal para los niños que duermen en las cárceles, apoyaba un proyecto, es una frustración porque no lo he podido hacer hasta ahora, pero todavía hay mucho camino por andar y Dios me va a dar las fuerzas suficientes para hacerlo.

LG: CUANDO TE MIRAS EN EL ESPEJO, ¿QUÉ VES?

M: Veo a una mujer con muchísima actitud y amor para dar, que todos los días intenta superarse a sí misma, que intenta aprender de todo lo que le pasa. Soy una feliz mamá, soy una feliz esposa, me veo siempre feliz.

LG: ¿DEFÍNETE EN TRES PALABRAS?

M: Sensible, carismática y humilde.

Video La Hermosa Melany despide el programa del 27 de Abril