domingo, 4 de junio de 2017

Mónica Salas “No volvería con la persona que me fue infiel”

Soy Mónica Carolina Salas Zapata. Nací el 9 de septiembre en La Paz. Soy licenciada en comunicación. Estoy soltera, no soy muy afecta al fútbol. Actualmente ejerzo mi profesión, soy locutora en Radio Play en el programa matinal “Buen día, Corazón” y presentadora de televisión en RTP en el programa “Su empresa”.

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR TESORO?

M: Mi familia, en especial mis padres Yola Zapata y Leopoldo Salas.

LG: SI VOLVIERAS A NACER, ¿QUÉ CAMBIARÍAS DE TU VIDA?

M: Casi nada, porque todo lo que me sucedió trajo lecciones muy importantes en mi vida, sin embargo quizá hubiera querido comenzar desde niña la carrera en la televisión.

LG: FÍSICAMENTE, ¿CAMBIARÍAS ALGO?

M: ¿La verdad?, alguna vez se me pasó por la mente, pero no lo haría por el miedo a las complicaciones que pudieran surgir, por ello me siento contenta y conforme por como soy.

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR FORTALEZA?

M: Mi perseverancia, desde que me di cuenta que me gustaban los medios de comunicación, en especial la TV, perseveré y luché hasta llegar a realizar dos de mis sueños, sin embargo tengo varias metas que aún deben cumplirse.

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR DEBILIDAD?

M: Ser muy sensible, en ocasiones me dejo llevar por los sentimientos y ello juega en mi contra.

LG: ¿QUÉ TE AUTOCRITICARÍAS?

M: La impaciencia que tengo en algunas situaciones, es un defecto en el que estoy trabajando.

LG: ¿QUÉ ES LO MEJOR QUE HAN OPINADO DE TI?

M: Que soy una mujer que no se rinde, que lucha por sus sueños y que ayuda a los más necesitados.

LG: ¿Y QUÉ LO PEOR?

M: Que a veces soy un poco renegona (sonríe).

LG: ¿ERES PARTE DE LAS REDES SOCIALES?, ¿QUÉ OPINAS DE ELLAS?

M: Sí, tengo mi Facebook personal, mi página pública, además de una cuenta en Instagram. Creo que las redes sociales son herramientas que facilitan la comunicación, que pueden ayudarte a crecer públicamente, pero si se las utiliza de mala manera pueden ser un arma de destrucción y peligro.

LG: ¿CÓMO TE DESENCHUFAS DE TU RUTINA?

M: Viajando, paseando, leyendo sola un libro en mi habitación o simplemente escuchando música.

LG: ¿QUÉ COSA NUNCA PERDONARÍAS?

M: Bueno, no soy nadie para no perdonar, sin embargo si alguien me miente no tendría otra oportunidad conmigo; mi padre siempre me enseñó que lo mejor y correcto es siempre decir la verdad por más cruda o mala que sea. Pero también la infidelidad es algo que no dejaría pasar, pues no volvería con la persona que me fue infiel.

LG: ¿QUÉ HACES CUANDO RENIEGAS?

M: Exploto (sonríe), mentira, trato de respirar, analizar la situación, salirme del lugar en conflicto para que las cosas se tranquilicen, pero también rezo para que Dios calme esos momentos de ira.

LG: ¿CUÁLES SON LOS DEFECTOS QUE TE MOLESTAN DE LOS DEMÁS?

M: La impuntualidad, la mentira, la envidia, la hipocresía, esos son los defectos por los cuales reniego (sonríe).

LG: ¿TE CONSIDERAS MÁS AVENTURERA O CONSERVADORA?

M: Antes era conservadora, pero aprendí que las aventuras que una realiza son recuerdos que quedarán para nuestra vejez y para contar a nuestros hijos.

LG: ¿CUÁL ES EL MEJOR CONSEJO QUE RECIBISTE?

M: El de mi madre, que me dijo: “Siempre sé humilde, estés donde estés”. Ella me dice que si voy creciendo profesionalmente, siempre debo conservar mi humildad y no cambiar por nada mi esencia.

LG: ¿CUÁL FUE TU DERROTA MÁS GRANDE Y QUÉ APRENDISTE DE ELLA?

M: Perder a mi abuelita Adela, sin embargo aprendí que a las personas se las debe disfrutar en vida, cada instante, que es mejor por ejemplo regalar una rosa en vida que un ramo gigante en su funeral.

LG: ¿QUÉ PODERES MÁGICOS TE GUSTARÍA TENER?

M: Ser invisible, quisiera ver qué hacen y dicen las personas cuando no están frente a mí.

LG: SI TENDRÍAS QUE SER OTRA COMUNICADORA, ¿QUIÉN SERÍAS?

M: Quizá ser como Amalia Pando, admiro su franqueza, la falta de temor con la que plantea sus preguntas y la forma de analizar situaciones coyunturales.

LG: ¿DEFÍNETE EN TRES PALABRAS?

M: Creyente de Dios.

LG: ¿QUÉ ES LO QUE EL PÚBLICO NO SABE DE TI?

M: Que desde niña amé la televisión, me inventaba nombres de programas, hasta auspiciadores para que mi padre me grabe. Él era mi camarógrafo, mi hermanita era la modelo, mi mami y mi hermana mayor eran las que concursaban, aún tengo los videos (sonríe); soñaba con aparecer en la pantalla chica y gracias a Dios hoy ello es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario