miércoles, 29 de junio de 2016

Paula Unzueta, dedicada al 100% a la maternidad



Si siempre fue dulce, la maternidad tiene elevada esta virtud a la enésima potencia.

Paula Unzueta, que se hiciera famosa por su incursión en la agencia de modelos de Pablo Manzoni, junto con su hermana Karen Unzueta; por su participación como jurado en los programas Yo me llamo y Te regalo una canción, emitidos por la red Unitel, está de baja de la pantalla chica, por lo menos temporalmente. Es que la bella rubia, nacida en Brasil, está embarazada de su primer bebé. Será niña y se llamará Kiara.

Paula tiene 33 semanas de gestación. Concibió justo a los tres años de matrimonio, como había planeado con su espo-so, Diego Antezana, exvocalis-ta del grupo Jade. Sus planes coincidieron con los de Dios
y están más felices y firmes que nunca como pareja.

Comunicadora social de profesión, Paula sabe que esta pausa es apenas un recreo. Ella promete a sus seguidores que ni bien pueda regresará a endulzar a través de la pantalla con ese tono cálido que la convirtió en la más ‘buenita’ de los jurados y de los panelistas de los programas en los que trabajó.

Mientras tanto, su mente está puesta en la pequeña que le roba la ilusión. Paula disfruta el embarazo con toda la plenitud que merece.

“Es increíble sentir cómo va creciendo mi bebecita cada día, lo más importante es que está sanita y que yo me siento muy bien y feliz en esta nueva etapa de mi vida”, dice con un inigualable brillo en los ojos y agrega que la mejor parte es disfrutar de su tiempo libre. “Puedo dedicarme a mi embarazo, a mi familia, a mi esposo y a los proyectos que tenemos juntos. Aun así, amo la televisión y apenas pueda regresaré a la pantalla chica”.

Confiesa que en materia de gustos no se priva de ningún antojo, y por esa misma razón tiene claro que cuando desembarace esperarán por ella una buena dieta con una estricta rutina de ejercicios.

Una sesión necesaria
Deben ser muy pocas las embarazadas, especialmente las primerizas, que no se den modos para congelar cada detalle de la gestación en la memoria, y la retina no basta, por eso Paula se animó a realizar una sesión de fotos con el lente de Isabel Fernández Ríos.
Fue en el Biocentro y Mariposario Güembé, donde ambas jugaron con esa mezcla que hace tan especial a Paula: dulzura, sensualidad y, desde hace unos meses, la maternidad, que se sumó a la lista de atributos


No hay comentarios:

Publicar un comentario