martes, 10 de marzo de 2015

Ser madre, el anhelo de Guill Maby

El 2002 hizo su aparición por primera vez en la televisión y desde ese entonces adquirió experiencia, fama y se ganó el cariño de los televidentes. Guill Maby Díaz, la presentadora del Mañanero, es pequeñita de tamaño pero dueña de una gran personalidad y carisma.

Hace unos meses, la periodista pasó momentos difíciles por la pérdida de su bebé, pero a pesar de ese duro golpe, ella sigue adelante con el apoyo de su esposo y el de su madre, quienes han sido el pilar fundamental en esta etapa de su vida. Con lágrimas en los ojos, revela que no ha podido superarlo, pero la televisión ha sido su refugio para tener la mente ocupada y el público se convirtió en su aliado para combatir la tristeza.

¿Qué proyectos se vienen para este año?
G.D.: La verdad que este año me voy a dedicar completamente a los barrios y hacer escuchar la voz del vecino.

¿Cómo la reciben allí?
G.D.: Me sorprende mucho el cariño de las personas, no por nada me dicen la "Embajadora de los barrios", por supuesto confraternizo con ellos. Una de las anécdotas más lindas que me ha pasado es que cuando fui al Plan 3.000 y la Pampa, me di cuenta que habían niñas con mi mismo nombre. La mayor tiene 15, años esto a raíz de que su padre me escuchaba en la radio y fue así como le puso mi nombre.

Sin duda es un honor...
G.D.: Para mí es una felicidad y eso implica un compromiso con toda esta gente que me aprecia, por eso quiero seguir trabajando con ellos y por ellos.

¿Es difícil ser una figura pública?
G.D.: Para mí no, yo soy una persona tranquila. No me gusta beber, ni fumar, tampoco es que salga a bolichear. Trato de hacer cosas para que la gente no me señale, trato de cuidarme y siempre soy amable.

¿La vamos a ver en bailando?
G.D.: A raíz de lo que pasé, los doctores me han pedido que pare, porque yo soy muy activa y me gusta mucho trabajar y me estreso demasiado.

Dicen que es amante de los perros, ¿Cuántos tiene en su casa?
G.D.: Tengo tres en mi casa, ellos son como mis hijos, los perritos nunca te esperan con una mala cara, ellos son mi pasión y adoración, son mi terapia. Yo les doy cariño todos los días, lo primero que hago en las mañanas en jugar con ellos, justo a las 4:00 de la mañana (risas).

Cambiando de tema, ¿Cómo ha logrado superar la pérdida de su bebé?
G.D.: Fue en septiembre del año pasado, cuando me dijeron que tenía desprendimiento y un embarazo complicado, fue muy duro y difícil en todos los aspectos. Me dijeron que me aleje de la pantalla y lo hice por mi hijo y por el amor que le tenía, hice todo lo que se pudo, pero lamentablemente uno quiere pero Dios sabe por qué hace las cosas. Estuve internada 22 días, luché por él lo más que pude, pero no se pudo. El amor de mi esposo y los cuidados de mi mamá me ayudaron bastante.

¿Piensa volver a intentarlo?
G.D.: Te cuento que sí. Dios va a querer mandarme un bebé cuando sea el momento. Cuando los doctores me digan que todo está bien lo intentaré. Yo no me voy a rendir nunca, quiero cumplir el sueño de ser madre.

¿Se animaría a adoptar?
G.D.:Claro que sí, me animaría adoptar un bebé.

¿Qué mensaje le dice a las mujeres que han pasado por esta situación?
G.D.: Yo les mando un mensaje a los esposos y a la gente que está alrededor de las personas que pasamos este problema. Que les den apoyo. Las mujeres nunca se deben rendir y que los médicos ayuden, que digan la verdad, porque lo primero que dicen es esta todo bien y hay cosas que no van nada bien.

'Me sorprende mucho el cariño de las personas, hasta me dicen la Embajadora de los barrios'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario