miércoles, 2 de agosto de 2017

Las 10 cosas que debes saber de Jimena Antelo



¿Quién es María Jimena Antelo Telchi?
Ingeniera comercial, periodista y conductora con dos décadas al aire en televisión. Comenzó en Bolivisión (cuando era Galavisión), pasó a ATB y luego a Unitel. Actualmente conduce No Mentirás en la red PAT y el programa radial Fama, poder y ganas en Activa.

¿Cuáles son las mejores cosas que le han pasado?
Primero vivir con mi familia, mis hijos. Y eso tiene que ver con lo segundo, que es que si bien me embaracé a los 16, mi hijo Fernando fue el motor para salir adelante, me metí en la cabeza que no me iba a quedar estancada.
¿Qué fue lo más difícil?
Me costó criar a mis hijos, me embaracé a los 16 años y me divorcié a los 19. Prácticamente pasé de las muñecas a la crianza; no me arrepiento de nada porque mis hijos son lo más maravilloso del mundo, pero si yo pudiera agarrar a las jóvenes y decirles lo que cuesta criar a un niño, lo haría.
¿Qué rol jugó su madre en su vida?
Todo se lo debo a ella. Trabajaba todo el día, tenía otras dos hijas que criar y, como yo era peladita y sólo quería estar casada, ella cruzaba la ciudad para dejarme y recogerme del Cema, hizo lo mismo cuando entré a la “U”.
¿Considera que es una periodista creíble?
Trabajo para eso. Imagino que si llevo 20 años es porque doy a la ciudadanía la información correcta.
¿Cómo ve el periodismo en época electoral?
Nos trae demasiada responsabilidad, tenemos que estar alertas a quienes nos quieran usar. Si los opositores y los oficialistas se enojan, es porque estamos haciendo bien las cosas.
¿Cuál fue su entrevista más difícil?
Cada entrevista es distinta… me ha tocado hacer entrevistas con miedo como cuando fui una vez a la cárcel y entrevisté a un asesino o cuando hice la entrevista a Hugo Chávez, fue muy tensa porque antes me encerraron en un cuarto ocho horas y dos veces vinieron los perros a revisar. Cuando estás afuera es cuando te cuesta mucho más porque ¡afuera sos nadie! Sos un ‘X’ que quiere una entrevista y te toca rogar, pedir, pelear, esperar... esas entrevistas son las más desafiantes, ya no te podés valer por tu nombre ni por tu trayectoria.
¿Alguna vez la invitaron a incursionar en política?
Sí, cuando estaba en Unitel y aquí, pero no es mi vocación, creo que aporto más al país haciendo lo que hago. No puedo decir qué pasará más adelante, uno no puede decir de esta agua no he de beber. Soy periodista, amo mi trabajo y creo que puedo aportar más con él.
¿Cómo ve el panorama político?
En cada país hay Carnaval. Es la gente que tenemos, y como periodistas simplemente tenemos que informar.
¿Qué opina de las mujeres según su experiencia?
Tenemos que hacer de todo y nos obligamos a sacarnos 100 como amigas, amantes, madres, en el trabajo, etc., jugamos un rol difícil, pero saldremos adelante cuando dejemos de hacernos las pobrecitas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario