lunes, 10 de julio de 2017

Ana Tapia “Mi fortaleza siempre es tener una sonrisa en el rostro”


A una semana de celebrar la efeméride departamental de La Paz, La Guía platicó con una alegre, carismática y digna representante de la chola paceña. Hablamos de Ana Tapia, conductora del programa Gustito Boliviano, que se emite por Canal 13, quien hoy nos cuenta algunos pormenores de sus nueve años de trabajo en la televisión.

“En estos momentos que no la estoy pasando bien me he dado cuenta que el Gustito Boliviano más que un trabajo representa familia, representa un aporte muy importante en mi vida, ya que ha logrado que pueda llegar a varias familias y sentir que nunca me sienta sola, siempre hay alguien que me pregunta cómo estoy”, expresó Anita.

LG: ¿QUÉ BALANCE HACES DE ESTOS NUEVE AÑOS DE CARRERA?

A: Estoy muy contenta, ya que el programa el Gustito Boliviano como proyecto sigue como uno de los mejores programas familiares de las mañanas, ya en un nuevo canal y con una mejor señal. El proyecto ha ido mejorando en este tiempo respecto a la escenografía, con nuevos sectores, como es medicina, y trabajando con distintos auspiciadores que confían en nosotros.

LG: ¿CÓMO TE DEFINES COMO CONDUCTORA?

A: Soy una conductora fuera de lo normal porque no tengo escuela de comunicadora, pero sí conocimiento y creo que eso ha gustado a la gente, mostrar lo que la gente quiere ver, a una persona natural, no fingida, no sobreactuada, no producida, sino natural.

LG: ¿LA ANITA QUE VEMOS EN LA TELE ES LA MISMA FUERA DE PANTALLAS?

A: Sí, soy igual, eso me lo ha confirmado mucha gente, se dan cuenta que soy tal como me muestro y eso es lo que les gusta porque hay otros comunicadores que no son como se ven en la televisión.

LG: ¿CUÁL ES TU FORTALEZA EN LA CONDUCCIÓN?

A: Mi fortaleza siempre es tener una sonrisa en el rostro.

LG: ¿Y QUÉ TE FALTA MEJORAR?

A: Creo que soy muy sensible a veces ante cosas malas, eso me tiende a “bajonear”.

LG: ¿EL SER DE POLLERA TE AYUDÓ A INGRESAR EN LOS MEDIOS?

A: No sé si me ha ayudado, pero sí ha sido un requisito para hacer el proyecto, porque se tenía que mostrar que la mujer de pollera también podía hacer esta clase de programas, claro, no hemos sido los primeros, pero hemos sido uno de los mejores espacios de cocina hasta ahora.

LG: ¿POR QUÉ CREES QUE LA MUJER DE POLLERA TIENE HOY MÁS PRESENCIA EN LA TELEVISIÓN?

A: Creo que ha sido parte de mucho trabajo, años de trabajo de otras comunicadoras de pollera, como la señora Remedios (Loza), doña Justa, creo que hemos ido abarcando, ¿no? y sí creo que ahora es fundamental mostrar a la mujer de pollera en varias formas, no solamente en la comunicación sino en medicina, ingeniería, hay mujeres y hay que mostrarlas.

LG: ¿ADMIRAS A ALGUIEN DE LA TELEVISIÓN?

A: Muy difícil pregunta, admiro a la conductora de ATB Bertha Acarapi ahora la veo tan fortalecida en ese ámbito informativo, me gusta su forma de conducir.

LG: ¿CÓMO DEFINES A LA CHOLA PACEÑA?

A: La chola es una palabra muy fuerte que identifica a la persona con ñeque, con fuerza, que es una mujer luchadora.

LG: ¿QUÉ LES DICES A LOS PACEÑOS EN SU DÍA?

A: El 16 de julio, fecha muy importante para todos los paceños, la ciudad maravilla, decirles que estamos por buen camino, somos la ciudad maravilla, la gente es maravillosa, si hay cosas que mejorar hay que hacerlo.

“ME GUSTARÍA HACER UN INFORMATIVO”

La jovial e inquieta conductora contó que de acá a unos años se ve realizando más cosas en temas de comunicación. “Me gustaría hacer un informativo, ser reportera de un noticiero”, mencionó.

Anita Tapia está casada con Jorge Vargas, tiene un hijo llamado Ismael. Cuenta que es una mujer muy trabajadora, que no se da por vencida ante ninguna adversidad. “Tengo una familia muy linda. Yo creo que soy una persona muy bendecida en este tiempo”, añade.

Su paso por el programa Bailando por un sueño dice que le dejó gratos y dolorosos recuerdos. “Me trae dolor (sonríe), en la rodilla en especial, fue una experiencia muy bonita, me han insistido mucho para que forme parte de ese proyecto y hemos aceptado para saber qué se siente ver bailar a una cholita distintos ritmos y sobre todo tratar de ayudar a alguien. Bailando por un sueño a Anita le ha enseñado que las cosas sí se pueden”, menciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario