lunes, 1 de mayo de 2017

Estefani Brillit: “Nunca me ha gustado tener patrón”


La encontramos ajetreada, entre los ensayos en Chaplin Show, donde participa en el espectáculo Totaí totaí, en tu cara me reí y su programa de radio La Sopapa, en el que comparte micrófonos con otros personajes de María Renée Liévana. La profesional de limpieza más famosa de Bolivia nos confesó que está decidida a ‘meterle con todo’ a su nuevo emprendimiento y que cualquier ratingo reaparece en la televisión, mientras tanto, pasa sus días adulando al amorsango de su vida, Chingolo. Estéfani Brillit, que por nada del mundo quiere decir su edad, no se guardó nada.

¿Cómo te ha ido este tiempo fuera de la pantalla?
Es difícil desacostumbrarse a la levantada en la mañanita, pero uno también ya tiene más tiempo para echarle una dormidita, hasta más tardecito y darle más tiempito al que sabemos.


_ Y el que sabemos ¿está feliz?
Más feliz que mono con cuatro colas, no digo perro porque después van a decir que estoy diciendo que Chingolo es un perro y no lo es. ¡Qué miércoles! imaginate tener unas horitas más los ‘pieces’ calientes, mucha dosis.


_ Seguramente aprovechás esas horitas extras en la cama.
Eso también, pero como no estamos acostumbrados, todavía no hemos estrenau esa parte del día. Más que todo hacemos ‘madrugadores’, nos quedamos despiertos hasta tarde.


_ ¿Y Chingolo no se molesta que trabajés hasta tarde?
Mientras llegue la platita a la casa, no se molesta. Ese tiempo de la noche que me tengo que ir a Chaplin lo dejo amarrado a la pata del catre para que no se escape, porque ¡uhhh! es salidorísimo, pero luego lo recuperamos y nos quedamos de madrugada charlando y mirando tele. Ya después le tira durmiendo todingo el día.


_ Pero nos llegó el rumor de una supuesta infidelidad...
¡No! es rumor nomás de la gente para dizque ponerme celosa. Chingolo es más fiel que perro viejo. Su fidelidad y su talla de zapato es lo que me mantiene a su lado.


_ ¿Por qué? ¿qué talla tiene?
Tiene talla de zapatos que facilingo se pilla. Me voy a la Cumavi y todingos los zapatos son talla grande, además son más baratos, porque 46 calza el camba (risas).


_ También nos enteramos de que a tu regreso a Chaplin tuviste un romance con Quitito, el beniano...
¡No! ¿Cómo puej? si Quitito es viejo, ¡utaaa! a ese viejo ya no se le paran ni los cabellos cuando se asusta, imaginate con Quitito ¡dijque!, si hasta yo tengo más plata que él. Chingolo es el único dueño de mi corazón. Eso siempre lo he ‘alabanciau’, su fidelidad. Esos rumores son de mujeres que se inventan para que yo me pelee, pero no lo van a lograr.


_ ¿Te han propuesto volver a la televisión?
Me han llamau, pero estoy todavía acostumbrándome a no tener ese estrés, si querés llamarlo así. Todavía no he querido saber nada de la ‘tele’. Como volví a Chaplin Show, imaginate quedarse tarde en la noche y tener que levantarse tempraningo, ¡no hay cuero!


_ ¿Y no será que no volvés porque las conductoras te tenían celos?
¡Uhhh todingas eran celosas, ¡qué miércoles! Lo que pasa es que siempre le tienen celos a la más bonita del grupo. Me miraban y decían que con esta mi belleza todo podía conseguir, pero no es así choca, yo he ascendido en PAT por competencia de mérito, no es por muñeca, ni por ninguna otra parte de mi cuerpo, sino que por inteligente y bonita, que es el plus.


_ Contanos de tu regreso a Chaplin Show...
Uno cuando vuelve a su casa se siente bien y cómodo. Siempre me han recibido bien, los viejos y los nuevos, porque con los nuevos yo también ya he estado, no es que sean jovencingos, porque hasta los más jóvenes ahí ya están cacharros.


_ También estás emprendiendo un negocio...
Nunca me ha gustado tener patrón. Me puse a pensar qué puedo hacer para no estar levantándome temprano o acostándome tarde, porque el concepto puej es así, cama adentro y patrón incluido (risas). Un montón de cosas quería hacer, hasta que se me ocurrió empezar por productos de limpieza, porque la gente me conoce en ese rubro, así que voy a lanzar un detergente lavavajilla


No hay comentarios:

Publicar un comentario