lunes, 13 de junio de 2016

Nayma Enríquez Quiere ser los ojos y la voz de El Alto

El romance de Nayma Enríquez con el periodismo comienza el 2001 cuando se une a Eco Jóvenes Bolivia, una red de jóvenes y niños que hacen periodismo. “Posteriormente pasé al PSI (Population Service Internacional) para luego saltar a la Doble 8 Latina. El 2002, cuando aún estudiaba comunicación, pasé a filas de Red Uno y desde entonces, esta casa televisiva se convirtió en mi hogar”, recuerda la joven periodista, quien actualmente cubre la fuente de la ciudad de El Alto, elaborando las notas y presentándolas en pantallas.

“Meses antes de los hechos de octubre de 2003, me invitaron a formar parte de la Red Uno, inicialmente en la coordinación del noticiero y posteriormente, me uno al staff de periodista.

En octubre 2003, cuando las cosas se complicaron en El Alto para la cobertura periodística, me quedé reflejando los hechos que sucedían allá, ya que yo vivía y vivo en esa urbe. Posteriormente la casa televisiva vio por conveniente crear la fuente de El Alto y me quedé en la cobertura. Fue difícil, porque hasta ese entonces conocía poco de esa ciudad, hoy puedo decir que la he recorrido de palmo a palmo”, cuenta.

Nayma tuvo un breve alejamiento de su casa televisiva el año 2010. “Tras el terremoto en Haití, me uní al cuerpo de paz de Bolivia, 205 efectivos, entre personal militar y civil, nos dirigimos hacia Puerto Príncipe (Haití), donde me quedé 8 meses. Al retornar nuevamente me incorporé a la Red Uno”, relata.

LG: ¿QUÉ TE HAS PROPUESTO CON TU TRABAJO?

N: Contribuir al desarrollo de El Alto, ser los ojos y voz de la segunda ciudad más grande de Bolivia.

LG: ¿QUÉ ES LO MEJOR DE HACER PERIODISMO?

N: El contacto con la gente, el vivir algo diferente todos los días y la posibilidad de ser un agente de cambio en la conducta de los habitantes de una sociedad.

LG: ¿Y LO MÁS SACRIFICADO?

N: Estar lejos de la familia, en muchas ocasiones nos toca estar en cobertura o viajes en momentos claves para los seres queridos.

LG: ¿QUÉ TIPO DE PERIODISTA ERES?

N: Comprometida con la verdad, con la ética a prueba de todo, con ganas de transformar la sociedad, amante de su profesión.

LG: ¿CUÁL ES LA MEJOR Y LA PEOR NOTICIA QUE TE HA TOCADO DAR?

N: La mejor cuando se informó sobre la mejora de salud del niño Daynor de 6 meses de nacido (tenía una enfermedad grave). Él salvó su vida después de una campaña realizada con la población. Las peores son varias, cuando toca informar sobre violencia, sobre todo a los niños y niñas.

LG: ¿CÓMO VES AL PERIODISMO EN BOLIVIA A NIVEL GENERAL?

N: Debilitado en el actual contexto y coyuntura política, con desafíos para mejorar la investigación periodística, actuar con mayor responsabilidad y humanismo ante la sociedad.

Debemos luchar contra el amedrentamiento y la autocensura. Tenemos que superar las dificultades por los intentos de acallar la libertad de expresión.

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR ASPIRACIÓN A NIVEL PROFESIONAL?

N: Consolidar el proyecto comunicacional Planeta creativo, donde dos de sus proyectos radiales más exitosos son Palabra de Mujer y Dulce y Amargo. Este último actualmente se emite por 98.2 FM, de lunes a viernes, de 8 a 9 de la mañana.

Palabra de Mujer es un programa que me dio muchas alegrías, es un proyecto personal, algo que siempre quise hacer, comunicacionalmente hablando. Su lema es “Transformadoramente positiva”. Nació como necesidad de brindar información con contenidos que formen, informen y entretengan sanamente. Por ahora está en receso por temas familiares, pero la buena noticia es que pronto estará en sus hogares.

VIAJERA EMPEDERNIDA Y EXPLORADORA DE LA VIDA

Nayma Gilda Enríquez Tórrez nació el 20 de enero en la ciudad del Poncho blanco. Es soltera, hincha del club Bolívar y obtuvo la licenciatura de comunicación en la UMSA e hizo varios cursos de post grado en el área comunicacional.

“Soy apasionada de cada objetivo de mi vida, amante de la maravillosa sonrisa de mi madre y de mi familia, viajera empedernida y fanática de la libertad, exploradora de la vida y curiosa por nuevas aventuras en los caminos del mundo”, expresa.

Dice que su mayor virtud es la responsabilidad y su peor defecto la impaciencia. Le gusta viajar, escalar montañas, el deporte de aventura y leer. Su vicio es dormir y su fantasía es escalar el Nanga Parbat, la novena montaña más alta del mundo con 8.125 msnm y la segunda más alta de Pakistán.

Cuando le consultamos acerca de cómo se ve de aquí a unos años, la periodista de la Red Uno dijo: “Seguir recorriendo los caminos del periodismo, con la consolidación de mi proyecto comunicacional y viajando mucho más”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario