domingo, 10 de enero de 2016

Alexia Viruez Píctor: “Hemos decidido no casarnos por el momento”

Se dice que cuando un bebé llega al mundo nace con su pan bajo el brazo, y la miss Bolivia Universo 2012, magnífica y conductora del programa Palabra de Mujer (PAT), Alexia Viruez (21), está segura de que eso pasará con Alessa, la niña de sus ojos, cuyo nacimiento está fijado para el 13 de marzo.

Su relación con Geiscard Riss, que estaba a punto de terminar, y el divorcio de sus padres fueron la antesala de la noticia del embarazo, que ahora afronta con altivez y determinación.

_¿Cómo ha sido tu embarazo hasta hoy?
Al principio sentía náuseas, casi no comía y andaba muy nerviosa porque no sabía qué hacer. Perdí mucho peso en vez de engordar.
Afortunadamente, al quinto mes comenzó a darme más hambre, así que no me privé de nada. Aun así no subí mucho, solo han sido 11 kilos hasta ahora.

_¿Cómo te enteraste del embarazo?
Tenía 10 días de retraso, me hice la prueba y dio positivo. Sin embargo, desde antes sentía que mi cuerpo estaba diferente.

_¿Cuál fue tu reacción al leer el resultado?
Quedé en shock, no porque sea algo malo, pero me asusté por no saber qué iba a pasar. Mi cortejo creía que estaba mal la prueba. No estábamos atravesando un buen momento como pareja.

_¿Habían terminado?
Estábamos peleados, la relación andaba malísima, a punto de terminar, pero esto nos unió nuevamente.

El embarazo llegó en un año en el que hubo grandes cambios en mi vida, entré a trabajar a una red televisiva nacional (PAT) y a una nueva agencia de modelos (Pablo Manzoni), había empezado a cumplir metas; estaba encaminándome al éxito, y en esas circunstancias cualquiera puede pensar que será una complicación y asustarse al no saber qué dirá la gente a la que debés rendir cuentas.
Cuando le conté a Pablo y a Dica Rodríguez (sus jefes), su reacción fue algo que no esperaba, me abrazaron, me felicitaron y me dieron su apoyo. Me recordaron que no era el fin del mundo y que la maternidad es algo normal.

_¿Y tus sueños?
Me habían propuesto que sea reina del Carnaval, pero quizás no se vuelva a dar la oportunidad, porque nunca se ha visto una reina que tenga hijos (risas). Es algo que ya corté en mi vida, que probablemente lo quería hacer, pero que no se realizará.

_¿Qué dijeron tus padres?
Las madres son brujas. Hablé con ella cuando tenía tres meses de embarazo, todavía no se me notaba, pero tras que le dije que quería contarle algo, me preguntó si estaba embarazada, entonces me lo hizo más fácil.

Al principio se molestó un poco porque hubiese querido que me case, que sea distinto, pero luego me apoyó, en mis decisiones analicé muchas cosas más y creo que es más importante ir despacio, estando seguro en cada paso. Ahora está feliz, le compra cosas a la bebé.

_¿Por qué no se han casado?
Hemos decidido no casarnos por el momento ni vivimos en la misma casa, pero seguimos juntos. Primero debemos estabilizarnos económicamente, él con su trabajo y yo con el mío.

_¿Estás viviendo sola?
Nos mudamos hace dos semanas con mi hermana menor. Recién me atreví a dejar la casa de mis padres a pesar de atravesar una situación personal muy difícil. Afortunadamente, cuando tomé la decisión, mi hermana María José, que también trabaja, me propuso que viviéramos juntas, así nos salía más barato.

Mucho antes de embarazarme yo quería independizarme, pero no encontraba una excusa ni tenía el valor suficiente para hacerlo. Allá tenía la comodidad de que limpien por mí; en cambio aquí yo tengo que barrer, trapear y todas las cosas que implican cuidar tu casa.

Pero todo ha sido positivo, es una manera de tener más privacidad con mi pareja, porque estamos aprendiendo a convivir.

_¿Creés que es importante convivir antes de dar el paso a lo demás?
Sí, porque nosotros recién íbamos un año saliendo y todo era hermoso, pero no terminás de conocer a las personas. Tampoco estaba en nuestros planes tener un hijo, así que fue una sorpresa para los dos. Estamos avanzando poco a poco, el ha cambiado muchísimo, siempre está atento a lo que necesito.

_¿Qué harán cuando nazca Alessa?
Él se mudará con nosotras. Además, yo tengo que volver a trabajar; la TV no me esperará hasta que la niña sea grande. Los primeros meses estará aquí para ayudarme y cuando yo me tenga que ir, él tendrá que cuidarla.

_¿Qué has aprendido de todo esto?
He aprendido a ahorrar, a economizar y a ser más organizada con muchas cosas. Este departamento es alquilado, lo pago con ayuda de mi madre. Geiscard también me colabora, creo que si bien antes estaba muy asustado, ahora lo siento más tranquilo.

El embarazo es complicado, si bien es hermoso, a veces el entorno lo complica. Necesitás tranquilidad y apoyo, algo que yo no tenía por problemas familiares y personales, era una situación deprimente. Después pensé que no podía depender de todos para ser feliz así que decidí asumir mi vida con la mejor actitud posible

No hay comentarios:

Publicar un comentario