jueves, 10 de diciembre de 2015

Ximena Zalzer

Recordada como la reina del carnaval más alegre, Ximena Zalzer no ha perdido la alegría que la caracterizó en aquel año 2001, es más, la derrocha aún más, pues se considera una mujer completamente realizada. Casada con Andrés Nacif, es mamá primeriza y quien la ve no cree que siete meses después de haber tenido a su pequeña hija, ya posee una figura como si hubiese sido esculpida.

Nuevo reto. Y aunque por mucho tiempo se desempeñó en la televisión, hoy ha dejado en 'stand by' esta labor para dedicarse a su nuevo proyecto denominado Bárbaro, el primer programa de 'life style' que se emite por las redes sociales. Es más, Ximena asegura que en esta nueva etapa ha logrado superar sus expectativas llegando a un alcance que jamás esperó.

Tiene todo lo que necesita. Ximena se considera una mujer plenamente realizada, pues tiene a su pequeña Ema, quien es todo lo que le pidió a Dios. Si se trata de trabajo, este la llena aún más ya que ha llegado a un público que no esperaba: los bolivianos que viven en el exterior, quienes inclusive le hacen llegar cantidad de mensajes por el proyecto. “El hacerlos sentir cerca del país me pone feliz”, asegura sonriente.

Su base es la alimentación. Esta mujer no tiene reparos en hablar sobre cómo se mantiene en forma. Aunque los ejercicios no son sus mejores aliados, asegura que su alimentación es la mejor arma para estar en el estado en el que se encuentra, pues sigue llevando la dieta que comenzó en el último programa que condujo por la Tv (Cuestión de peso) y que hoy forma parte de un estilo de vida. “No como frituras, trato de comer lo que hay, pero aplico mucho el dicho desayuna como rey, almuerza como príncipe y cena como mendigo” , expresa.

Vive sin complicaciones. Ximena es sincera y personalmente para ella la belleza es actitud, es sentirse plena, aceptarse y respetarse con sus imperfecciones. Asegura ser una mujer sin complicaciones y cada problema que lleva en la vida lo afronta con buena energía y no deja que nada la deprima.

Entre lo saludable y la moda. Sobre los cuidados que tiene para mantenerse tan linda, esta mujer tiene claro que tiene 32 años y no es una niña, pero sí una mujer joven y cree que la mejor forma de cuidarse es con la alimentación, no por nada cree fielmente en el dicho “somos lo que comemos”. Sin embargo, para complementar esta rutina, cuida su piel con tratamientos de belleza.
Si hay algo en lo que Ximena se declara culpable es que se confiesa amante de la moda y del estilo vanguardista. En sus ratos libres mira todas las tendencias de revistas internacionales y sigue a muchas bloggers. “Es mi día a día. Vivir, adaptar lo más 'in' del mundo de la moda a lo que puedo encontrar en Bolivia”, resalta. //

No hay comentarios:

Publicar un comentario