martes, 22 de diciembre de 2015

Cecilia Bellido, sin 'maquillaje' externo'

Con una sonrisa en el rostro y nuevos retos en su vida, la conductora del programa "Que no me pierda", Cecilia Bellido, es la elegida para esta edición para conocer más de su vida, tanto sus miedos, su concepto de felicidad y como sus logros obtenidos.

¿Cómo se define?
C.B.: Cecilia es auténtica, sin "maquillajes" externos, amante de su entorno y por supuesto de su trabajo. Voy siempre para adelante y amo disfrutar de mi familia a cada instante.

¿Cómo inició su carrera en el mundo de la televisión?
C.B. Cuando tenía 15 años inicié mi carrera en la radio, hoy sigo haciéndolo con el mismo amor que el primer día y de allí el salto a la televisión fue automático. Hago periodismo desde muy joven y sin soñarlo es la carrera que me apasiona y con la que he logrado las grandes satisfacciones de mi vida.

¿Cómo es un día de trabajo?
C.B.: Creo que es igual de agitado que el de cualquier trabajador/a que se esfuerza por dar lo mejor de sí. La jornada se inicia temprano y termina tarde. A las 6:00 de la mañana estoy en la radio coordinando los últimos detalles para iniciar el programa diario "Al Día con Cecilia Bellido", que producimos en familia en radio Marítima FM, desde las 6:30 al aire hasta las 9:00 de la mañana, de lunes a viernes.
Aprovecho después para darme un respiro y desayuno con mi mami, es un pequeño momento antes de seguir trabajando, en realidad hacemos ambas cosas, pero más relajadas. Es para mí un momento especial, charlamos de la radio, evaluamos el programa, escucho sus consejos y conversamos en general de otros temas. Luego reunión con el equipo de QNMP para organizar y armar el programa diario y después almorzar con mis hijos y esposo, la familia que aprovecho en ese horario luego de casi 15 años sin hacerlo (por el noticiero meridiano).En la tarde descanso un par de horas y de nuevo a la carga con la agenda final del programa y al canal. QNMP se inicia a las 22:30 y termina a las 00:30, mis horas de sueño han disminuido, pero cuando uno ama lo que hace creo que las energías se renuevan cada día con un nuevo reto.

¿Cuál es su mayor logro?
C.B.: Sin dudarlo dos veces: la unión de mi familia.

¿Cuál es su mayor miedo?
C.B.: No estar presente cuando alguno de mis seres queridos me necesite, me desespera pensar que por alguna circunstancia no podré protegerlos. Pero confío en Dios y trato de dejar siempre todo en sus manos.

¿Cuál ha sido su experiencia que más destacaría en la televisión?
C.B.: Todos los días hay anécdotas que destacar, experiencias nuevas. Mi lema es que uno nunca termina de aprender. Cada desafío lo he tratado de superar con mucho esfuerzo. La mejor experiencia que tuve fue estar en las calles, la tarea de reportar desde los barrios, el contacto con la gente, los vecinos, palpar la noticia en el día a día es la mejor escuela y te da los elementos necesarios para amar este oficio y no hablar de memoria.

¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?
C.B.: La felicidad es una construcción diaria, la perfección no existe, uno debe aprender a moldear "su felicidad" conforme a los mínimos momentos que te regala Dios y la vida. Yo valoro mucho una charla con mi mama, un abrazo seguido de la sonrisa por un "chiste" de mi hermano, la maravillosa presencia de mis hijos. Sus anécdotas, travesuras, etc. Para mí el "compartir" con los que amo es felicidad.
En lo laboral, cuando cumplimos una meta, cuando llegamos a un objetivo, cuando nos complementamos en equipo, cuando podemos ayudar con nuestro esfuerzo, eso es felicidad. Es construcción y aprendizaje diario.

¿Cómo divide su tiempo con su profesión y con las tareas de mamá?
C.B. Con amor, esfuerzo y dedicación. Entrega, principalmente.

¿Cómo fue el cambio al pasar a 'Que no me pierda'?
C.B.: Fue adecuarse a un nuevo reto, una experiencia diferente, un rol distinto y tratar de imponer un sello propio de trabajo en equipo. Valoro mucho eso, creo en la construcción de espacios y considero que nuestro aporte como periodistas debe ser para lograr una mejor sociedad.
QNMP es un programa en el que todos pueden ir y expresarse con total libertad, un formato que puede cambiar la agenda y lo estamos demostrando.

'La mejor experiencia que tuve fue estar en las calles, la tarea de reportar desde los barrios, el contacto con la gente'


No hay comentarios:

Publicar un comentario