sábado, 19 de septiembre de 2015

María René Ocampo: ‘El sacrificio más grande fue robarle horas a mi familia’



— ¿Por qué se alejó del informativo de Bolivia Tv?

— Todo lo que comienza tiene un final. ¿No es cierto? El contrato de consultora de línea que tenía, que había comenzado el 1 de agosto de 2013, se cumplió este 2 de septiembre y la Gerencia de Informaciones decidió no recontratarme. Por eso me vi obligada a salir de las pantallas y dejar —espero por corto tiempo— de hacer lo que tanto me gusta, que es televisión y sobre todo informar a la población.

— ¿Cómo comenzó su carrera en este medio de comunicación?

— Mi carrera en televisión comenzó en 2002, cuando era estudiante de Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés, me invitaron a participar en un casting para la presentación de dos noticieros en Televisión Universitaria. Tras pasar todas las pruebas y ser elegida empecé a trabajar. Después que me convocaron a un casting en la red Uno para hacer Pura vida. He formado parte de la familia naranja durante dos años y medio, luego recibí una invitación de PAT para hacer Hola país, cuando estaba a cargo del espacio de Farándula en ese programa fui invitada por Televisión Boliviana, lo que era TVB, para su noticiero. Así han transcurrido más de 13 años de carrera en la Tv.

— ¿Qué tipo de programa le gustaría hacer ahora?

— Lo que tengo claro es que quiero hacer televisión, definitivamente es mi pasión. Casualmente en estos días me he encontrado con un par de amigos y me preguntaban ¿qué quieres hacer? Y yo les decía: ‘Televisión’. Después de 13 años de profesional y casi 14 en el medio porque —he comenzado desde que era estudiante— es lo que me apasiona. Quiero seguir haciendo Tv, pero estoy segura de que lo que me toque realizar lo voy a hacer con el compromiso de siempre, con el mayor profesionalismo. Pero si me das a elegir me quedo con el formato de noticias, información, podría ser una revista en la mañana, en la noche o el noticiero de mediodía.

— ¿Recibió alguna propuesta?

— Propuestas no tengo porque estoy poco tiempo fuera de pantalla; mucha gente no se ha enterado de que yo he dejado de trabajar. Me he dado un apretón de manos con la gerencia al terminar mi contrato con Bolivia Tv, para no cerrar las puertas, me han dicho que tienen un proyecto para mí, que espere.

— ¿Le gustaría trabajar en otro ámbito de la comunicación?

— He tenido la suerte de trabajar en todo lo que es prensa, he tenido la suerte de hacer radio con mi esposo, Jaime Albarracín, pero si me preguntas de un sueño que yo quisiera cumplir, te confieso que desde que hemos comenzado en la redacción con Jaime está en mi cabeza el tratar de hacer un proyecto juntos.

— ¿Qué sacrificios ha hecho por su profesión?

— El sacrificio más grande es descuidar a la familia, tener que alejarte en momentos tan importantes para ellos por tener que trabajar, no solamente en alguna fecha especial o en un feriado, sino en la cotidianidad. El papá o la mamá siempre están en los campeonatos, en los partidos o cuando les toca recibir un premio, pero a veces a mí me tocó viajar, hacer turnos o estar trabajando mientras mi hija está recibiendo su medalla. Eso es parte de este oficio. Definitivamente el sacrificio más grande es haberle robado horas a mi familia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario