domingo, 2 de agosto de 2015

Ana María Gomes “Odio la impuntualidad”

Soy Ana María Gomes. Nací el 3 de marzo en Palmitos, Santa Catarina, Brasil, pero vivo en Bolivia hace más de tres años. Estudio medicina. Estoy soltera, tengo un hijo de cuatro patitas, llamado Caio, y soy hincha del Internacional Sport Club de Porto Alegre. Actualmente soy presentadora de deportes en RTP y modelo.
LG: ¿Cuál es tu mayor tesoro?
AM: Dios, mi familia y mis amigos.
LG: Si volvieras a nacer, ¿qué cambiarías de tu vida?
AM: Me gustaría mucho aprovechar oportunidades que perdí o que rechacé por miedo, me arriesgaría más.
LG: Físicamente, ¿cambiarías algo?
AM: No, actualmente no. Me gusta quien soy y por algo Dios me hizo así.
LG: ¿Cuál es tu mayor fortaleza?
AM: Dios y mi familia, ambos siempre están conmigo: en mis pensamientos y corazón. Todo lo que hago, todo lo que busco es para ellos.
LG: ¿Cuál es tu mayor debilidad?
AM: Soy una hormiguita, mi mayor debilidad es el dulce y los chocolates (sonríe).
LG: ¿Qué es lo mejor que han opinado de ti?
AM: Que tengo algo especial que hace sonreír a las personas.
LG: ¿Y lo peor?
AM: Que soy complicada (sonríe).
LG: ¿Tienes alguna manía antes de dormir?
AM: Sí, me gusta ducharme antes de dormir, me relaja. Y siempre leo mi biblia antes de dormir.
LG: Cómo te gusta dormir, ¿abrigada o liviana?
AM: Liviana con casi nada de ropa y apenas una frazada gruesa que pueda calentarme.
LG: ¿En qué piensas cuando despiertas?
AM: Por lo general, trato de hacer una lista mental de los compromisos que tengo que cumplir en el día.
LG: ¿Eres parte de las redes sociales?
AM: Sí, soy adicta a las redes sociales. Son un importante mecanismo de comunicación, marketing y publicidad. En mi vida cumplen un rol importante, me mantienen informada y conectada con la gente y principalmente con mi familia y amigos que están en otros países. Me gusta la interacción y el acercamiento a infinitas posibilidades de comunicación y trabajo que permiten las redes sociales.
LG: ¿Cómo te desenchufas de tu rutina?
AM: Cuando no puedo viajar o estar en la naturaleza, me encanta leer, la literatura es mi forma de viajar y escapar de mi rutina muy ajetreada. Me gusta apagar mi celular, poner mis pies en la tierra, respirar aire puro. También me encanta cocinar, es algo que me desestresa, es un hobby en realidad.
LG: ¿Qué cosa nunca perdonarías?
AM: Que lastimen a mi familia, me mientan o me engañen. Nada es más duro que romper el cristal de la confianza o que las personas que amas se sientan lastimadas.
LG: ¿Cuál ha sido el día más triste de tu vida?
AM: Cuando perdí a mi abuelo paterno, yo tenía 12 años entonces.
LG: ¿Qué haces cuando reniegas?
AM: Soy una persona muy tranquila, tardo mucho en renegar. Pero cuando lo hago, tengo que callarme y no estar cerca a la persona o al problema porque mi explosión se vuelve catástrofe (sonríe).
LG: ¿Cuáles son los defectos que te molestan de los demás?
AM: Odio la impuntualidad o que me hagan esperar. Y no tengo paciencia para las personas que se victimizan o que no tienen amor propio.
LG: ¿Te consideras más una aventurera o conservadora?
AM: Soy un mix de ambos, amo la aventura, me fascina la adrenalina, pero al mismo tiempo me gustan las cosas tradicionales, amo ir a la sinfónica, amo visitar museos, grupos de debates literarios, sin embargo ya he ido tres veces a la ruta de la muerte en bici, amo escalar y quiero sí o sí saltar en paracaídas (sonríe).
LG: ¿Cuál es el mejor consejo que recibiste?
AM: “Sé feliz, arriésgate y sobre todo ama quien eres, no tengas miedo a la oscuridad, el sol siempre sale después de la tormenta”, es de mi papá.
LG: ¿Qué poderes mágicos te gustaría tener?
AM: Me encantaría volar, me emociona la idea de tener alas y poder viajar por el mundo. Y la idea de poder volverme invisible no es mala (sonríe).
LG: ¿Cómo te gustaría que te recuerden?
AM: Me encantaría que me recuerden como alguien que hizo la diferencia, quiero ayudar a la gente con mi carrera en la medicina, me gustaría ser una gran médica y, sobre todo, ser recordada por donde pase.
LG: Si tendrías que ser otra conductora, ¿quién serías?
AM: Tuve el gran gusto y honor de trabajar con ella, es alguien a quien admiro no solamente por ser gran profesional, sino también por la calidad de persona que es, como amiga, mamá y ser humano: hablo de Marcela Renjel, un ícono de la Tv boliviana, una persona increíble en todos los sentidos.
EN POCAS PALABRAS
Televisión: Un reto
RTP Deportes: Desafío, pasión.
La Paz: Amor, hospitalidad, generosidad.
Brasil: Nostalgia.
Modelaje: Hobby.
Show Mach/Show de sábados: Diversión.
Bailando por un sueño: Desafío, dedicación y amistad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario