miércoles, 17 de junio de 2015

Milena Zarzar: “Este es mi año sabático”

a ignaciana volvió a sus raíces para cuidar el legado que le dejó su padre, para ser el pilar de la familia ante esa ausencia, para pasar más tiempo con sus abuelos, su madre, su hermano, priorizar a Milena, la persona, y poner en espera a la comunicadora.

En sus inicios profesionales fue la estrella femenina de la televisión deportiva, luego fue conductora de revistas y asumió el anhelo de convertirse en productora, cuando estuvo detrás de su propio programa de farándula (Confidencialmente). Su contrato con el canal finalizó en diciembre del año pasado y Milena Zarzar apagó su espíritu 'trabajólico': era tiempo de familia.

Tiene más de 30 años y quiere su hogar, por ahora tiene una relación y prefiere reservarse el nombre de quien se convertirá en su esposo en septiembre.

“Al ser obsesiva con el trabajo, muchas veces he dejado de lado la vida familiar. Hasta ahora Milena no se llegó a realizar; entonces decidí hacer un alto y decir Milena, la persona, va primero, y la comunicadora queda a un lado”, confiesa.

Este 2015, además de abocarse a la familia, Milena Zarzar se ocupará de dar su examen de grado en la carrera de Derecho, que pretende ejercer sin abandonar la Comunicación cuando le toque retornar a la arena profesional, quizás el próximo año.

Mientras tanto, vive del legado de su padre, una hacienda que le ha devuelto la paz y le espantó el estrés de los medios de comunicación. “Salí de San Ignacio de Velasco a los 16 años y estar con la gente con la que crecí y recargarme de energía no tiene precio. Sé que mi padre estaría feliz de que pongo el hombro a esto”, dice

No hay comentarios:

Publicar un comentario