martes, 23 de junio de 2015

Gisely Ayub ha dado de qué hablar, eso sí, solo cosas buenas

De un tiempo a esta parte Gisely Ayub ha dado de qué hablar, eso sí, solo cosas buenas. Y es que la presentadora de la red ATB es una mujer multifacética, dinámica y a pesar de ser poseer un cuerpo delgadito y frágil está llena de energía, ya que trabajo no le falta en su día a día. Afirma que su jornada empieza a las 6:30 y desde esa hora no para hasta la media noche a raíz de sus compromisos con la pantalla chica, el modelaje y hasta el teatro, que tanto la apasiona.

Recientemente la presentadora de televisión dejó a todos con la boca abierta, cuando se quitó la ropa en la obra "Santa Cruz de la Sade", la cual acarreó aplausos por su profesionalismo y entrega. Ahora ella cuenta que es la imagen del nuevo video del grupo Octavia, actúa en la obra de teatro María Tujuré y hasta se graduó como actriz de Hollywood Academy of Performing Arts.

¿De dónde nace el gusto por el teatro?
G.A.: Nace en la infancia, desde el deseo de una niña que quería vivir todas las aventuras que su madre y su abuelo le leían en los libros.

¿ Cómo es tu día?, ¿cómo te das modos para todas tus actividades?
G.A.: Mi día comienza 6:30 y termina a las 23:59, usualmente. Mis actividades y horarios varían según los proyectos en los que estoy. Divido mi tiempo entre mi trabajo en ATB , mis ensayos de obras de teatro y cursos que tomo frecuentemente para seguir formándome.

A parte del teatro y la televisión, ¿a qué más te dedicas?
G.A.: (risas) ¿A que más? Hace meses que duermo 4 horas solamente. No me da el tiempo para más.

¿Cómo mantienes tu figura? ¿con qué pecas?
G.A.: Como sano siempre, mi gustos son los dulces.

¿Que sentiste en la obra Santa Cruz de la Sade, cuando te quitaste la ropa?
G.A.: Creo que no se trata de lo que sentí, sino de las razones para hacerlo. El actor se vale de su voz, su presencia , su cuerpo. Trasmitimos mensajes y la obra de eso trata. Desnuda a una sociedad, deja ver lo más íntimo de su ser, sin mentiras, sin caretas, es una obra seria, trasgresora y con una crítica fuerte a la doble moral en nuestra sociedad. Admiro el trabajo del director y creo en el proyecto que realizamos.

¿Qué te dijeron en tu entorno familiar?
G.A.: Mi familia siempre me apoya y aconseja en todas mis decisiones artísticas.

¿A quién prohibirías ver la obra y por qué?
G.A.: A nadie prohibiría ver mi trabajo como actriz. Tengo pleno apoyo y respeto por mi trabajo. Todos los que amo siempre van a ver las obras o las películas en las que actúo.

¿Costó hacer el trabajo?
G.A.: Claro que costó, porque desnudar el cuerpo no es fácil. Fue un proceso largo de análisis y adaptación.

¿Volverías a hacerlo?
G.A.: No digo nunca, nunca, valga la redundancia. Pero esos papeles son delicados, no se hacen así por nada.

¿Qué proyectos tienes para lo que queda del 2015?
G.A.: Este año viene maravilloso hasta la fecha, ya participé de dos obras que han sido un éxito, una con Diego Arámburo y la otra con Ubaldo Nállar. Actúe con papel protagónico en una película; también para el nuevo video clip de Octavia, una de las bandas más representativas de Bolivia de la cual soy fan. Me gradúe como actriz de Hollywood Academy of Performing Arts y ahora estoy actuando en María Tujuré, la nueva obra del Teatro René Moreno y después de esa obra ya tengo otra para trabajar. Estoy feliz y agradecida.

¿Este es el año de Gisely?
G.A.: No lo sé, creo que cada año es nuestro año si trabajamos mucho sin descansar, se pueden ver frutos y hay que estar agradecidos y reutilizar esa energía para ir por más.

¿Cuál es el papel que más te gustó interpretar?
G.A.: El papel en la obra que dirigió Ubaldo Nállar, El Bello Indiferente, es un monólogo porque mi personaje maneja todo el diálogo y ha sido uno de los grandes retos actorales que he tenido, el sostener una obra sin apoyo de texto de otro personaje. Pero también el trabajo que más he disfrutado porque es muy completo, expresa un abanico de emociones muy amplio y me deja divertirme mucho como actriz.

¿Qué sientes cuando estás arriba del escenario?
G.A.: Me siento viva, presente, no existe nada más, solo ese momento real.

¿Cómo andas de amores?
G.A.: ¡Todo muy bien! Gracias.

¿Qué clase de película te gusta ver y cuál es la mejor compañía para verla?
G.A.: Me inclino por las de suspenso, fantasía y dramáticas.
Disfruto de ver películas sola, en pareja, en familia, con amigos. Cada compañía tiene su encanto y su tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario