domingo, 22 de febrero de 2015

Paola Coimbra MISS BOLIVIA 2001 Y PRESENTADORA DE NOTICIAS EN PAT



No hace falta mirarla dos veces para afirmar que el tiempo ha jugado a favor de Paola Coimbra Antipieff (33). Quien fue miss Bolivia 2001 y reina del Carnaval 2002, es hoy en día una figura familiar en la pantalla chica y con un estilo más sofisticado que nunca. Según sus palabras, todo es fruto de la felicidad y de conocerse mejor a sí misma.

Casada con Fabio Gutiérrez (38) y mamá de Fabianne (2), esta abogada, que hizo de la buena oratoria su principal herramienta tanto en los reinados de belleza como en los noticiarios, desea tener este año su segundo hijo y hacer la parejita.

Pero eso no es todo, hace dos meses estrenó su casa en Villa del Carmen, a la que aún sigue decorando con sus detalles, y en enero cambió su horario en el Noticiero PAT para la edición central.

Todo apunta a que la exmiss está viviendo una etapa plena.

¿Qué tal tus primeros meses en casa nueva?
Nos estamos acomodando, fue un proceso largo. Demoramos casi dos años en construirla, es un proyecto de la hermana de mi marido. Villa del Carmen era de mi suegro antes y con el tiempo se fue vendiendo, pero ahora todos los hijos viven cerca, porque tienen mucho apego a estas tierras que fueron de su familia.

Ahora que cambiaste tu horario en PAT, ¿cómo distribuís tu tiempo entre la casa y el trabajo?
Siento que me da tiempo para hacer todo. Mi esposo se ha independizado hace un tiempo con una empresa propia, eso nos permite manejar nuestros tiempos, yo tengo horarios privilegiados, me pierdo ciertas cosas, llego cuando están empezaditas, pero las alcanzo. A veces salimos a desayunar, disfrutamos de la piscina y estamos con nuestra hija, Fabianne.

¿Estás buscando un segundo hijo?
Tener otro hijo es mi proyecto 2015. Quisiera hombre. Confieso que en mis planes originales estaba tener tres hijos, pero como las cosas no son como uno las planea y además está el trabajo, quiero solo uno más y espero que nazca sano. No importa si es hombre o mujer, pero me encantaría tener la parejita.

Estás en tu mejor momento, ¿qué hiciste para verte tan bien?
Ser feliz y vivir tranquila. No hacía ejercicios, aunque desde que me cambié de casa tengo un minigimnasio, no lo uso todos los días, pero por lo menos entreno tres veces por semana y no más de media hora.

¿Hay algún asesor de imagen que te haya ayudado?

No, para nada. Uno madura, con el pasar de los años aprendés qué cosas te favorecen y qué no. Ahora decido qué usar y qué no de acuerdo a mi criterio.

Incluso estás más flaca que en tu época de miss…
No lo creo, pero sí tenía más musculatura en esa época. Es que tuve muchas etapas, cuando entregué mi corona de miss Bolivia estaba más gordita.

Del 1 al 10, ¿cuánto creés que te ayudó ser reina de belleza para llegar donde estás?
Todo lo que he hecho me ha formado para llegar donde estoy. El hecho de ser miss me facilitó el contacto con las cámaras y la facilidad de palabra la tengo de cuna, porque mi madre es pedagoga y siempre le hemos dado mucha importancia al sentido y valor de las palabras. El resto lo hizo el Derecho.

¿Hay algo que le cambiarías a la forma de presentar las noticias en Bolivia?
Que no fueran tan formales en su formato mismo. Son tan estructurados que crean cierta barrera con el televidente.

¿Qué opinás de que algunos noticiarios le dan tanto espacio a desfiles de lencería, que no siempre son noticiosos, o a la miss colita, etc…?
Creo importante incluir un espacio de ‘entertainment’. Este es un mercado interno, lo ves más en Santa Cruz que en Cochabamba o La Paz, pero esas noticias generan interés, es parte del cruceño, hasta porque estamos a 30 grados centígrados y es normal ver chicas en biquini. Pero toda cosa exagerada está mal, cuando las tomas son absurdas de donde salen a donde acaban. Finalmente, cuando lo que se vende no es lo que la muchacha hizo o el título que ganó y convertimos eso en “mírenla, está buenísima”, nos está faltando información y ahí la chica no es noticia.

Fuiste reina del Carnaval hace 13 años... ¿Cómo viviste la fiesta grande 2015?
Ay, yo era tan carnavalera que con el tercer día no me bastaba, pero es una cuestión de costumbre y ahora soy más familiar. Fui al corso de mirona, los tres días los pasamos en familia y el lunes me tocó turno para trabajar
Va

No hay comentarios:

Publicar un comentario