jueves, 27 de marzo de 2014

Una boliviana en Univisión. Tiene 24 años, vive en EEUU y le pedimos evaluar la televisión nacional.

Es muy dulce, lo que no le resta que cuando lanza una crítica, sea directo al corazón.

Stephanie Landívar nació en Santa Cruz, estuvo en idas y venida entre su tierra natal y Estados Unidos, hasta que le salió una beca para Comunicación Social, con especialización en Producción de Televisión y Cine. Trabajó en Telemundo y actualmente en Univisión, experiencia que le permite dar una mirada a la realidad boliviana.

“A la televisión le falta crecer en varios aspectos, me parece prehistórico que el productor dicte al presentador lo que debe decir. Para sentarse en la silla de un noticiario hay que hacer carrera, pagar derecho de piso; los conductores no son exmisses, sino periodistas estudiados.

Además, nunca se ve a un niño hablando ante cámaras en una situación dramática porque hay restricciones, un periodismo más humano que en países sudamericanos”, dice con un sentido crítico, a tiempo de instar a generar más noticias positivas, “es sicología básica, crear notas optimistas mejora el ambiente”.

Sobre las razones de su éxito, asegura que a los latinos les va bien cuando apuestan por la educación, “EEUU es el país de las oportunidades, se reconocen el estudio y el trabajo duro, allá no existen como aquí las conexiones. Además, el hispano se da cuenta de que es una hormiga en un inmenso mundo competitivo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario