miércoles, 12 de marzo de 2014

Paula Unzueta Famosa. Brasileña-boliviana conquistó la televisión como jurado en el programa “Yo me llamo”

Famosa. Brasileña-boliviana conquistó la televisión como jurado en el programa “Yo me llamo”, se siente exitosa pero dice no deberle todo a su belleza. Abiertamente habla de su trayectoria profesional y su vida.

La ‘cara bonita’ de Paula Unzueta no esconde nada, lo refleja todo. Se reúne con Para Ellas en un café dispuesta a que nuestras lectoras la conozcan como lo hacen sus amigas; sin peinados, ni maquillaje, ni ropa ultra fashion, riendo y hablando con soltura.

Con más encanto que en “Yo me llamo” de Unitel, dice que no es la chica linda del programa, que su rol consiste en utilizar su sensibilidad femenina para captar y evaluar la entrega de los artistas en el escenario y no sus técnicas de canto.

Su voto pesa tanto como el de los otros miembros del jurado puntuando sobre 10 “el lado humano de los participantes, su carisma, interpretación...”, explica, dejando claro que esta es su faceta como presentadora y no como modelo, como se la conocía.

Conquistando la Tv.

Terminó por encontrar la fama buscando a imitadores de cantantes famosos, su mejor año fue el 2013 como jurado en las dos temporadas del programa que le dieron un giro a su vida y a su carrera.

A diferencia de antes la gente la reconoce en la calle y, emocionada, le pide una foto o le hace un cumplido, aunque vista sencilla, con chatitas, con el rostro al natural y con el cabello recogido en una coleta.

A sus 26 años ya se considera exitosa, no solo por la aceptación de su público sino porque es feliz y plena haciendo lo que hace. Admite que su belleza la ha favorecido pero que no le bastó porque tuvo que complementarla con cursos de actuación, baile, canto.

“Hay mucho esfuerzo detrás de lo que las personas ven, hay una mujer que se proyecta, que es luchadora, extremadamente sensible, divertida y que hace todo con mucho amor y entrega”, agrega al respecto.

Paula cuenta que esta no es su primera experiencia en televisión, pero si una que la ha convencido de no apartarse de la pantalla chica. Ya antes había conducido el programa musical 5.5, de red PAT filmado en La Paz y Red Social en Santa Cruz, pero sin engranar tan a la perfección con su equipo de trabajo.

Durante la entrevista, sus ojos de miel se desbordan para relatar uno de los mejores momentos de su vida, durante un programa de eliminación en el teatro al aire libre de La Paz que la puso más nerviosa que nunca y la conmovió frente a 10 mil personas que sacudían carteles y gritaban su nombre junto con los del jurado y de los participantes.

Dueña de las pasarelas

La primera faceta de diva de Paula no está quemada, la tv la tiene enganchada pero esto no la aparta del modelaje. Actualmente es imagen de la marca de calzados Picadilly y planea seguir realizando trabajos como este o el que hizo para el calendario de la empresa Hielo Seco en el 2009, mostrando su lado sexy en traje de baño. “No he colgado los bikinis, aunque como modelo nunca fui de usarlos mucho”, agrega.

De chica soñaba con ser cantante mientras bailaba e inventaba coreografías en su terraza, a manera de escenario, con sus compañeras del Colegio Alemán Federico Froebel. Sin embargo, las pasarelas la sedujeron a sus 15 años, cuando Marcelo Antezano la invitó a dar sus primeros pininos en el mundo del modelaje.
Un año más tarde, en el 2006, le alcanzó el paso a su hermana Karen Unzueta, y, al igual que ella, se convirtió en magnifica de Pablo Manzzoni, con quien trabajo hasta el año pasado, cuando decidió ser modelo independiente.

Fue el modelaje lo que casi la aleja de Bolivia hace dos años, las reconocidas agencias de modelos de Sao Paulo, L´equipe y Ford, quisieron reclutarla. Sin embargo optó por quedarse cerca de su familia y vivir en Santa Cruz, alejándose una vez más de Brasil, su país natal en donde vivió hasta los ocho años.
“En esa época estaba soltera… siempre quise ser independiente después de terminar la carrera de comunicación social en la universidad; vivir sola, saber qué es ganarse la vida una misma. Pero preferí estar cerca de mis padres”, agrega.

Y sabe el oficio...

A Paula se la puede releer y no solo ver. Se toma un sorbo del jugo de piña con hierbabuena que ordenó en la cafetería y nos cuenta, mientras tanto, que también trabajó como periodista en el periódico Los Tiempos en Cochabamba. Era estudiante de comunicación social en la Universidad Católica cuando empezó sus prácticas en la revista Click, M de Mujer, y H de Hombre del periódico, el año 2011. Allí realizó artículos de salud, moda, entre otros, durante ocho meses hasta que viajó a Brasil y después se vino a vivir a Santa Cruz.

Vida detrás de cámaras
“No fue amor a primera vista pero es de verdad”, eso dice Paula después de un año de matrimonio con Diego Antezana, su esposo, mejor amigo, exvocalista del grupo Jade y hasta su concuñado (hermano del marido de su hermana).

El romance surgió en familia, luego de consolidarse una bonita amistad en el año 2005. Tuvieron altas y bajas pero el destino los unió tanto como lo hace su amor por la música, los viajes y el orden.

“Amo lo que él es, nos llevamos y nos entendemos muy bien; los dos tenemos buen humor, ninguno trae los problemas de afuera a la casa, nos apoyamos, nos complementamos”, confiesa, como un libro abierto, durante la entrevista con Para Ellas.

Aún no planean tener hijos, tampoco hay fecha límite para hacerlo. Lo único que tiene decidido es que quiere una familia grande cuando llegue ese momento, con entre tres y cuatro niños.
Al respecto añade que cuando sea madre va a dedicar mucho tiempo a la crianza de sus hijos porque cree que es de vital importancia asistir la primera etapa de sus vidas, cuando se consolidan valores determinantes para su personalidad.

Paula deja en claro que en cuanto a administración del hogar ella es la jefa, aunque no niega que comparte sus responsabilidades con su esposo, con quien siempre están buscando una forma de acomodar mejor las cosas.

Paula puso todo en su lugar, se encargó del decorado de su departamento, el cual compró con Daniel en obra gruesa para modificarlo a gusto. Ya está considerando pasar un curso de decoración porque pronto hará lo mismo en la casa que construirán.

El secreto de su belleza
Paula no conquista por ser sexy, ella cree que su belleza está en su alma, que la refleja mediante su cuerpo, su mirada, sus movimientos y su actitud. A su modo ser bonita es solo un plus que no le quita ni le da.

Con franqueza indica que nunca ha intentado lucir como un prototipo de mujer, sin embargo no niega haberse sometido a una cirugía estética para sentirse mejor consigo misma. “Aunque apenas se note el aumento de talla de mis senos”, expresa manifestando que lo importante es hacerlo porque te gusta y no con la esperanza de agradarle a alguien más.

No está obsesionada con su figura pero la cuida, para ello evita que el ejercicio se convierta en algo aburrido, por eso siempre varía de actividad física: zumba, voley ball, gimnasio, esta temporada está concentrada en hacer yoga y, en comer alimentos saludables.

Con respecto a la moda, señala no ser exigente, viste y calza lo que mejor se acomoda a sus formas y con lo que se siente más cómoda, evita el amarillo patito porque el color definitivamente no le sienta. Le encantan los tacones pero no para uso diario.

Su armario es generoso según cuenta, en el abunda las prendas blancas y rosadas, y los perfumes que le fascinan. Toda la ropa está organizada por colores y ocasiones, “no me gusta acumular, sino uso algo lo regalo”, explica.

Con tiempo para todos
Su día a día es un ritual sagrado, en las mañanas solo se dedica a ella, al medio día almuerza con su esposo y en las tardes trabaja. Los domingos los pasa con su hermana o sus tíos y toda la familia. Infalible a sus padres los ve una vez al mes ya que viven en Cochabamba.

Igual de impostergable comparte con sus amigas un día a la semana. A todo le da un espacio, “... me divierto, salgo con mi marido, no nos quedamos encerrados”, cuenta. Ella dice que no se priva de nada, pero no es escandalosa ni llamativa y eso la mantiene lejos del bullicio y cada vez más cerca de su familia... y de sus fans



No hay comentarios:

Publicar un comentario