martes, 17 de diciembre de 2013

Fotos de la fiesta en los Trillizos de Maricruz y Revilla



Con felicitaciones, consejos, obsequios, champán y música de grupos folklóricos y mariachis fueron recibidos en los puentes Trillizos los flamantes esposos Maricruz Ribera y Luis Revilla. El cariño de la gente a la pareja fue notorio, al igual que la alegría de los novios.

Varias libras de arroz y miles de pétalos de distintas flores fueron arrojados en señal de buen augurio a la pareja por aproximadamente 200 personas que asistieron hasta el lugar, donde los esposos cumplieron con el tradicional recorrido de buen augurio. Unas campanas de plastoformo se colgaron al inicio del trayecto por el primer puente: Libertad.

María Chuquimia, vecina del Distrito 5, fue una de muchas personas que abrazaron a Revilla con gran emoción. Luego comentó: “Estoy bien feliz por mi Alcalde, sólo le pido a esa señorita que me lo cuide porque él es muy bueno, por eso es tan querido”.

A pocos metros de comenzar el recorrido, una banda puso a bailar a los novios al ritmo de la morenada. Un instante después, las notas de la canción Viva Santa Cruz emocionaron a Maricruz, quien agarró las manos de su pareja para comenzar los pasos tradicionales del taquirari. Otro grupo musical, denominado Amantes del Folklore, acompañó a la pareja con la interpretación de k’antus.

Luego, damas caracterizadas con vestimenta paceña de antaño abrazaron y felicitaron también a los esposos. Una de ellas, Dora Martínez, aconsejó a los novios “trabajar en la descendencia porque esperaremos ansiosos a los Luchitos”.

Obsequios. Una junta vecinal entregó a los esposos una plaqueta de cristal que titulaba “Feliz boda”, que acompañó arrojando mixtura y pétalos de flores en la cabeza de ambos, como es costumbre en la cultura aymara. Algunos asistentes, como Marcelo Sánchez, elogiaron a la novia y felicitaron a Luis Revilla “por llevarse a una mujer hermosa”.

Comerciantes de la Pérez Velasco contrataron a un mariachi que interpretó la canción Qué bonito amor y obsequió un oso gigante a la pareja. La fraternidad Los Catedráticos, de la cual es miembro el Alcalde, asistió con trajes y banda para el festejo. El trayecto fue adornado con arcos de flores y los novios regalaron recuerdos con su fotografía a la población que les acompañó en su día especial.













1 comentario: