lunes, 18 de noviembre de 2013

María Delgado “El poder lo tiene la noticia, nosotros simplemente la difundimos”

María Delgado no se ve haciendo otra cosa que no sea televisión. Tras cinco años desde su debut en la pantalla chica, el 2008, y de pasar por Católica Televisión, Canal 7, Cadena “A” y Unitel, la joven periodista de la Red Uno considera que está viviendo uno de sus mejores momentos profesionales.

“Siento que sí, porque estoy viviendo algo que he soñado. Desde que empecé a estudiar comunicación, siento que estoy cumpliendo muchas cosas que soñé, me falta cumplir otras, pero por ahora sí estoy muy contenta”, confesó la co-conductora de El Mañanero y presentadora del informativo de mediodía de la Red Uno, donde ya lleva poco más de dos años.

A tiempo de confesar que le gustaría que la gente la identifique como una persona seria, objetiva e imparcial, la simpática periodista destacó el decidido apoyo que le brindó su actual casa televisiva.

“Afortunadamente, la Red Uno me ha permitido crecer en diferentes espacios y me ha apoyado bastante en mi carrera”, resaltó María en la entrevista que le hizo La Guía.

LG: ¿Que hace diferente a El Mañanero de otras revistas matinales?

M: El contacto con la gente, nosotros tenemos un contacto muy directo con la gente. Los espacios creados en esta nueva temporada, como la línea naranja y el muro de la esperanza, han sido muy bien recibidos, a la gente les gusta muchísimo. La gente está constantemente comentando en las calle sobre eso, entonces pienso que eso nos diferencia de otras revistas. Hemos tenido buenos resultados. Con el muro de la esperanza y gracias a la línea (naranja) logramos encontrar a varias personas y eso es una dicha, nosotros no sabíamos que íbamos a lograr tanto con el muro de la esperanza.

LG: ¿Cuál es tu rol en el programa?

M: En El Mañanero todos tratamos de compartir responsabilidades y tareas; sin embargo, en mi caso, me enfoco en la parte de prensa, preparamos las entrevistas y manejemos la información constantemente.

LG: ¿Cuál ha sido la entrevista más incómoda que hiciste?

M: Hay debates bastante incómodos porque se caldean mucho los ánimos. Generalmente manejamos parte y contraparte entre oficialistas y opositores. En la mayoría de los casos, termina el debate y ambos se dan la mano y se ríen de lo que pasó, pero ha habido algunas personas que son muy cerradas en sus posiciones y estén ante cámaras o fuera de cámaras, continúan con los roces y peleando, y una les dice: “Pero ya terminó la entrevista, ya no estamos al aire…” y ellos continúan con los gritos, es incómodo porque a una le toca hacer el trabajo de mediadora (sonríe).

LG: ¿Alguna vez perdiste la paciencia?

M: Creo que no, pero es complicado en las entrevistas porque una quiere sacar más información de la recibida y en algunos casos una es consciente de que la información que le están dando no es la más objetiva o no es la real. Se puede insistir hasta cierto punto, pero las autoridades merecen respeto por su cargo y ellas son quienes van a marcar los límites de hasta dónde se pueda hablar.

LG: ¿Extrañas la cobertura de la calle?

M: Se extraña bastante porque es un trabajo diferente, es un contacto mucho más directo con la noticia, eso es lo que a veces se pierde cuando uno se queda más en el estudio y la adrenalina de estar en el momento preciso. Nosotros transmitimos la noticia cuando está hecha, cuando está editada.

LG: ¿A qué apuntas en tu trabajo?

M: Quiero crecer más en el área, siento que todavía estoy en un periodo de consolidación y posteriormente me gustaría ser un referente de opinión, producir un programa propio y mantenerme por muchos años en lo que estoy haciendo, porque me encanta.

LG: ¿Qué tanto cambiaste desde que debutaste en la TV?

M: Profesionalmente he adquirido más seguridad, más conocimiento, tanto por lo que una va leyendo y va aprendiendo y se trata de instruir. También por las vivencias, cobertura, entrevistas, una aprende muchísimo en este trabajo y de todas las áreas. Comparo cómo entré a Canal 7, que fue mi primer trabajo, y ahora, la verdad es bonito recordar el camino, los pasos que una da porque siento que he aprendido. Obviamente me falta muchísimo por aprender, pero aprendí. Al principio tenía unos nervios impresionantes (ríe), la primera vez que una cámara me apuntó y me dijeron: “Estás al aire, estás al aire”, tenía unos nervios, ni yo me entendía y tampoco manejaba los datos.

Al comienzo, cuando me tocaba presentar las noticias, las memorizaba, memorizaba los leads, porque te soy honesta, no entendía qué decían. En muchos casos eran términos que no conocía, que no manejaba y que no había escuchado, entonces prefería memorizar y metía la pata (sonríe); ahora no, son temas que una maneja y los conoce, ya no me pongo tan nerviosa. Considero que he aprendido, estoy contenta con el camino que he ido trazando hasta ahora.

LG: ¿Te consideras una periodista con poder?

M: Los medios tienen poder, no las personas que están ahí. El poder lo tiene la noticia, lo tiene la información, nosotros simplemente la difundimos.

LG: ¿Qué opinas de las periodistas de tu generación?

M: Admiro a todas porque he visto cómo hemos ido creciendo, hemos empezado juntas hace varios años, haciendo coberturas en la calle, corriendo detrás de la noticia, teníamos miedo de preguntar en las conferencias de prensa y nos tratábamos de ayudar entre todas las novatas, pero ahora nos vemos en diferentes canales y todas están en posiciones más consolidadas.

LG: ¿Cómo te gustaría que la gente te identifique?

M: Me gustaría que me identifique como una persona seria, trato de ser seria con mi trabajo, trato de ser discreta y objetiva, me gustaría que la gente lo perciba así. Trato de ser objetiva, imparcial, siempre trato de estar bien informada.

“ANTES TRABAJABA MATINÉ, TANDA Y NOCHE”

A María Delgado le encanta leer. Por ello decidió estudiar literatura en la Universidad Mayor de San Andrés, aunque dejó la carrera porque dice que se le “complicó lamentablemente con los horarios” (de trabajo). “Pero es algo que pienso retomar pronto”, aseveró.

LG: ¿Cuánto ha cambiado tu vida en estos años?

M: No cambió mucho, aunque antes trabajaba matinée, tanda y noche, ahora tengo más tiempo para mí, por lo demás no ha habido mayores cambios en lo personal.

LG: ¿La María fuera de cámaras es la misma que vemos en la TV?

M: Soy la misma, incluso me pregunta la gente si soy seria en la vida real (sonríe) y creo que sí, soy la misma.

LG: ¿Eres obsesiva?

M: En algunas cosas sí, soy obsesiva con la limpieza de mi casa, con mis horas de descanso, si no las cumplo en la noche trato de completar en la tarde, tengo un extraño tema con las horas del sueño (ríe).

LG: ¿Haces algo para mantenerte?

M: Ejercicios en casa.

LG: ¿Tres cosas que no deben faltar en la cartera de María?

M: Teléfono, llaves de casa y un tablet para ir leyendo cuando se pueda.

LG: ¿Cuantos pares de zapatos tienes?

M: Cerca de 50 la última vez que conté.

LG: ¿Pensaste en recurrir a la cirugía plástica?

M: Sí, en algún momento lo consideraré, cuando así lo sienta. No tengo nada en contra de ella.

LG: ¿Cómo estás en el amor?

M: Enamorada, muy enamorada

LG: ¿Hay planes de matrimonio?

M: El tiempo lo dirá.

LG: ¿Cómo se llama tu enamorado?

M: Juan.

“QUIEN ES PERSISTENTE EN SUS SUEÑOS NUNCA FALLARÁ”

Nombre: María Delgado Kuskova
Padres: Eduardo Delgado Morales y Sirina Kuskova
Hermanos: Anton, de 10 años
Edad: 27 años
Fecha nacimiento: 25 de julio
Lugar: Odesia, Ucrania, pero vivo en Bolivia desde mis tres años
Signo: Leo
Estatura: 1.65 m.
Medidas: No sé (sonríe)
Peso: No sé (sonríe)
Calza: 37
Defecto: Soy un poco obsesiva
Virtud: Me gusta leer mucho
Qué te gusta más de tu cuerpo: Mi boca
Que no te gusta: Mi cabello
Debut en los medios: Diciembre de 2008
Primer éxito: Cada paso lo considero un gran éxito, pero los primeros informativos que hice “en vivo”, los primeros contactos que hice a nivel nacional.
Comida: Canelones
Fruta: Tuna
Hobbies: Lectura, caminatas, paseos a pie
Grupo nacional: los Kjarkas
Actriz boliviana: Carla Ortiz
Un lugar: La Paz, Bolivia
Una fantasía: Conocer todo el mundo
Una pesadilla: Perder a un ser querido
Un libro: “De los amores ridículos” de Milan Kundera
Un equipo: Bolívar
Amor: Complemento perfecto, el sazón que necesita la vida
Mensaje: Quien es persistente en sus sueños nunca fallará.

2 comentarios:

  1. yo creo que maria es la mujer mas bella de la television boliviana y muy sexi

    ResponderEliminar
  2. Y pensar que sin conocerla la pienso cada día, y saber que esta conmigo todos los dias al despertar y en cada almuerzo...

    ResponderEliminar